María, la jugadora de voley asesinada por unos sicarios que pretendían intimidar a su novio narco

María, la jugadora de voley asesinada por unos sicarios que pretendían intimidar a su novio narco

Sociedad Crímenes

María, promesa de voleibol, asesinada por dos sicarios para vengarse de su novio, ‘El Mixtos’

María Marián, de 28 años, fue asesinada en la puerta de su casa mientras su novio Jose, de 70 años, cumplía condena por narcotrafico. Hay 10 detenidos.

María Marián fue una promesa del voleibol rumano. En su juventud había jugado a muy buen nivel y llegó a ganar el campeonato nacional junior con el CSS Sibiu, el equipo de su ciudad. Incluso disputó varios partidos en la primera división absoluta, con el Targoviste. Pero decidió emigrar a España con sus padres y su hermana. Aquí se ennovió con José 'El Mixtos', un hombre mucho mayor que ella. María tenía 28 años en el momento de su muerte y José 70. El hombre estaba metido en negocios turbios. Se dedicaba al cultivo de marihuana. Por este motivo entró en la carcel hace 3 años. María fue absuelta. El pasado 22 de noviembre, con José en prisión, A María la mataron en la puerta de su casa. Ahora, 8 meses más tarde, la policía ha arrestado a 10 personas en relación con el asesinato.

María Marián había estado de tiendas por Zaragoza esa tarde con su hermana Sorina, de 32 años. Al llegar a la rampa de entrada de su casa, Sorina se metió en la vivienda mientras María se dispuso a sacar las bolsas del maletero. Allí se encontró con dos hombres que salieron de la oscuridad y la ejecutaron a sangre fría. Uno de los sicarios le pegó un tiro en el costado. Era 22 de noviembre de 2018, los agresores se marcharon del lugar de los hechos caminando, los recogió un tercer varón que les esperaba en un coche a pocos metros de distancia. Se alejaron del lugar dejando allí el cuerpo inerte de María.

La policía acaba de arrestar a 10 personas en relación con el denominado crimen de Movera, el barrio zaragozano en el que la rumana María Marián encontró la muerte el pasado 22 de noviembre. Las detenciones se han practicado en varios municipios aragoneses y en Cambrils (Tarragona). Entre los detenidos, siete miembros de un conocido clan local de narcos y tres ciudadanos lituanos que, tal y como habían apuntado previamente los investigadores, son los que habrían ejercido de sicarios. 

María en una imagen de archivo

María en una imagen de archivo

Los otros siete detenidos son sospechosos habituales en Zaragoza. Se trata de siete miembros de un clan local de narcotraficantes conocido como Los Altimasveres, según asegura El Heraldo. Los cabecillas son Juan E. y Nancy S., un matrimonio que en 2013 ya fue juzgados junto a otras 18 personas por tráfico de heroína y tenencia ilícita de armas. Los otros cinco detenidos también forman parte de dicho clan. 

Novio conflictivo

El crimen de Movera conmocionó a Zaragoza el pasado invierno. Una joven bien integrada en la ciudad, deportista y nada conflictiva. Sí que lo era su novio, José 'El Mixtos', un hombre de 70 años que se dedicaba al cultivo de marihuana en su casa de Movera. Por eso, desde el primer momento se barajó la hipótesis del ajuste de cuentas como móvil del asesinato.

María, de hecho, ya sufrió las consecuencias del negocio de su marido. Fue en 2015. La policía había hallado más de 1.600 plantas de marihuana en su casa de Movera. Más de 80 kilos de flor. La chica no tenía antecedentes penales, pero también fue juzgada por el hallazgo. María quedó en libertado pero su novio de 70 años fue condenado a 3 años y medio de prisión.

Tras la entrada en prisión de José 'El Mixtos', María empezó a asustarse. Le pidió a sus padres y a su hermana Sorina que se fuesen a vivir con ella a aquella casa de las afueras de Zaragoza. Tenía miedo y no quería estar sola en casa. Temía que alguien llegase a casa a cobrarse alguna deuda de su pareja. 

Le salvó la cárcel

Así, 'El Mixtos' no estaba en casa el pasado mes de noviembre, cuando sucedieron mataron a María. Estaba preso en el penal de Zuera. Eso le descartó como posible autor material del crimen, pero permitió a la policía encauzar las investigaciones hacia un posible ajuste de cuentas. Curiosamente, la entrada en prisión del 'Mixtos' le salvó de ser ejecutado esa noche. Mientras, María, que fue absuelta y no tenía nada que ver con el caso según el juez, caía muerta víctima de un disparo. Un solo disparo.

El tiro le entró por un costado y le salió por el otro. Explicaban fuentes próximas a la investigación que este tipo de disparos, a menudo, salen del cuerpo sin tocar un solo órgano vital. María no tuvo tanta suerte y fueron varios los órganos vitales afectados, dejándola malherida. La exjugadora de voley, además, tuvo la mala suerte de que la ambulancia tardó mucho más de lo esperado, porque se encontró con una carretera cortada y tuvo que dar una vuelta no prevista. Cuando llegaron las asistencias, María ya estaba muerta.

María Marián en Zaragoza

María Marián en Zaragoza

La forma en la que se produjo el disparo, a muy corta distancia y en un costado y puede que tras algún tipo de contacto o forcejeo, avalaría la hipótesis de que el asesinato no fuera el primer objetivo sino la intimidación, tal y como cuenta El Heraldo.

¿Fue un accidente?

De hecho, la investigación trabaja con la hipótesis de que los sicarios intentasen en realidad secuestrar a María. Sabían que no contaba con la protección de José 'El Mixtos', y que la pareja había recibido unos ingresos extras recientemente. La hipótesis de que el clan de los Altimasveres pretendía retener a María hasta conseguir cobrar un dinero de rescate, es una de las principales teorías que maneja la investigación.

La instrucción del caso ha durado 8 meses, en los que se han practicado registros y escuchas telefónicas. Ahora, el juez ha tenido suficiente y ha ordenado la detención de 10 personas relacionadas con este caso. ¿Era un ajuste de cuentas? ¿Pretendían darle un susto al Mixtos o robarle? ¿Querían secuestrar los sicarios a María o fue una maniobra de intimidación que se les fue de las manos? Respuestas a las que tendrán que responder los miembros del conocido clan Altimasveres y sus sicarios lituanos.