Imagen captada por un testigo del momento de la agresión

Imagen captada por un testigo del momento de la agresión

Sociedad

El dueño de un pub de Zaragoza apuñala cinco veces a su DJ: herido de gravedad

Los clientes de un bar tuvieron que desarmar y retener al agresor, quien dobló un cuchillo al intentar clavárselo en la cabeza a su trabajador.

Un hombre de 28 años permanece en estado grave tras ser acuchillado por su jefe, el responsable de un pub de Zaragoza en el que la víctima trabajaba como DJ. El agresor de 34 años y nacionalidad francesa, que responde ante las inicialesb R.B., tuvo que ser desarmado por varios testigos que presenciaron el ataque antes de ser detenido por la Policía.

Tal y como ha podido saber el diario Heraldo, el suceso ha tenido lugar en la céntrica calle de José María Lacarra de Zaragoza durante la madrugada de este domingo. Por razones que se desconocen, tanto el responsable del negocio como Luis Alejandro A.C., el DJ, se encontraban en el interior del establecimiento a pesar de que había cerrado hacía bastantes horas. Allí dio comienzo una disputa en la que, según los objetos requisados por los agentes durante la investigación, se llegaron a utilizar objetos como abrebotellas como armas. Aunque se desconoce el móvil de la agresión, varios medios locales apuntan a que pudo deberse a una discusión por celos.

Tras unos primeros instantes de pelea en el interior del pub, el DJ huyó del establecimiento pero fue alcanzado por el responsable, quien, además, portaba un cuchillo que había cogido del interior. En este vídeo grabado por un testigo se puede ver el momento de la agresión a plena luz del día, ante los intentos de los clientes del bar por separarlos.

Alcanzó a su víctima y le asestó varias cuchilladas en la cabeza, en el estómago y en el pecho. De hecho, llegó a doblar el arma al intentar clavárselo en el cráneo, donde el agredido tiene una de las heridas más graves.

Según explica el medio, varios clientes que se encontraban en la cafetería de en frente salieron a auxiliar a la víctima. Hasta cuatro personas fueron casi incapaces de separarles, desarmar e inmovilizar al propietario del negocio. Todos han coincidido en la desmedida violencia del atacante, quien "Se ha puesto encima de él y no dejaba de golpearle la cabeza contra el suelo", en palabras de uno de ellos al medio aragonés.

Rápidamente llegaron a la zona varias patrullas de la Policía Local y de la Policía Nacional. Allí consiguieron detener al atacante mientras atendían al herido, que presentaba fuertes hemorragias. Fue trasladado de urgencia al Hospital Miguel Servet, donde fue operado. Según fuentes sanitarias, permanece en estado grave aunque su vida no corre peligro.