El cementerio de Caucos de Yuste (Badajoz) es el único cementerio militar alemán en nuestro país. Foto: EFE.

El cementerio de Caucos de Yuste (Badajoz) es el único cementerio militar alemán en nuestro país. Foto: EFE.

Sociedad

Profanadas nueve tumbas en el cementerio militar alemán en Cáceres, lugar de peregrinaje neonazi

El camposanto, dónde descansan 154 soldados que combatieron bajo las órdenes de Hitler, ha amanecido con las cruces destrozadas y una pintada.

Durante la madrugada del jueves 5 de abril se registró un hecho preocupante en Cuacos de Yuste (Cáceres): varias de las tumbas, situadas en el cementerio militar alemán, fueron profanadas, destrozando sus cruces y pintando el muro exterior del camposanto, donde se podía leer: "ni nazis con honores ni antifascistas en cunetas". 

Según ha publicado El Periódico Extremadura, el alcalde de la localidad cacereña, José María Hernández (PP), ha informado que han sido partidas nueve cruces de granito, alguna de ellas a ras del suelo. Además, el edil ha condenado los hechos y ha resaltado que se trata del primer incidente de esta índole desde la apertura del cementerio en los años 80. 

En este cementerio militar, según lo relatado en el libro El cementerio militar alemán de Cuacos de Yuste de José Carlos Violat, Agustín Ruzafa y Francisco Javier Verdú, están enterrados los cuerpos de 155 soldados identificados. Allí descansan 26 miltares germanos de la Primera Guerra Mundial y 154 de la Segunda Guerra Mundial, pertenecientes a tripulaciones de aviones que cayeron sobre España, así como de submarinos y otros navíos de la armada hundidos. 

El lugar se ha convertido, desde hace años, en la localización idónea para el peregrinaje de varios grupos de neonazis. Los 154 soldados enterrados combatieron a las órdenes de Adolf Hitler y, es por ello, que los radicales eligen este escenario para rendir homenaje a Rudolf Hess, destacado dirigente nazi.

En este reportaje de EL ESPAÑOL, realizado en el año 2012, la Concejal de cultura de la localidad afirmaba que se trata de "un lugar de unión entre los dos países, que simbolizan los lazos que han unido históricamente a ambas partes".  

Dos empleados del camposanto, que realizaban las labores de mantenimiento y desbrozamiento de la carretera que lleva al Monasterio de Yuste, observaron las pintadas y enseguida dieron el aviso. El edil de Cuacos de Yuste está seguro que los responsables de este incidente no son del pueblo, ya que todos son "conscientes" y saben perfectamente lo que este cementerio "significa" para la localidad. 

Los hechos, como ha comentado José María Hernández, ya han sido puestos en conocimiento de la Embajada de Alemania en España y se baraja que los autores podrían ser un grupo de más de cuatro personas y no residentes en el municipio.