Con la colaboración de

Sociedad Marcas Ñ

El fondo de armario masculino en 5 pasos

Es ese par de palabras de la que toda mujer habla, pero en la que un hombre no suele pensar: “fondo de armario”. Al igual que ellas hablan de la camisa blanca como un básico, tú también has de aprender a llenar tu armario con ellos.

¿Qué es un fondo de armario? Es ese conjunto de prendas básicas que toda persona ha de tener para salir exitosa de cualquier situación. Ya sea en tu día a día o en una cita muy especial. Llamamos básicos a todas esas prendas que por su atemporalidad y su versatilidad no pasan de moda. Pero es que, además, combinan entre sí dándonos múltiples opciones, llegando a parecer que tenemos más de las que realmente llenan nuestros estantes.

Mientras las mujeres han sabido hacerlo siempre muy bien: su camisa blanca, su blazer negra, su little black dress y su taconazo; los hombres siempre parecen titubear cuando se les pregunta por ello. Hasta ahora, porque de la mano de El Corte Inglés te lo ponemos fácil, te contamos a través del código 5-4-3-2-1 (que se utiliza para hacer la maleta) qué prendas conseguirán un fondo de armario completo y perfecto para ti.

LAS CAMISAS: CINCO >

La camisa es la prenda más básica, tanto para él como para ella. Busca el corte que más te favorece, prestando atención (sobre todo) el largo de mangas y tus preferencias: más estrecha o más ancha. A partir de ahí, ten en cuenta tu rutina diaria y escoge estilos que cubran todas las situaciones a las que sueles enfrentarte durante la semana.

La primera de todas es, siempre, una camisa blanca (indispensable en todo armario) que combine con todo. Y otra en azul, el color más sencillo de combinar. Además, una en tejido ligero que no lleve botones en el cuello, para contar con ella y con una corbata en las ocasiones más formales, asegurándote que el cuello queda bien fijo. Una con tejido Oxford, un material más grueso que suele tener botones en el cuello y que se convierte en la mejor opción para un evento más casual. Por supuesto, siempre en liso. Y una camisa tipo sport, a la que puedes darle todo el estampado que quieras; pues se reserva para las ocasiones más relajadas.

La camisa blanca, un básico imprescindible. Ver camisas >

La camisa blanca, un básico imprescindible. Ver camisas >

CUATRO ES EL NÚMERO PARA LAS CORBATAS >

Desde la corbata más tradicional, la confeccionada en seda, hasta una de lana con un matiz más informal o la de punto de algodón que marca, actualmente, las tendencias. Juega con las texturas para llegar a los eventos más clásicos con la primera y los más informales con esta última.

Trata que sean siempre en colores sobrios y más apagados: el azul marino, el granate o el verde botella. Combinan con trajes negros y grises, además de contrastar perfectamente con los azules. Puedes añadirles, sin problema, un micro-estampado discreto si buscas sorprender o darle cierta personalidad a tu estilismo. La clásica de rayas en diagonal es la mejor opción para comenzar.

La corbata azul combina a la perfección con trajes negros, azules y grises. Ver corbatas >

La corbata azul combina a la perfección con trajes negros, azules y grises. Ver corbatas >

TRES TRAJES >

El traje es el outfit más clásico, tanto si se utiliza a diario como si se hace en ocasiones especiales. Pero al menos, has de tener uno en tu armario: el negro. Si además, le sumas otros dos, conseguirás el número perfecto. Y es que los trajes de tres piezas dan muchas alternativas, pudiendo utilizar sus piezas de forma conjunta o por separado.

Reserva un segundo traje azul para ocasiones más relajadas, reuniones de días o cócteles de tarde. Y otro gris para cenas formales en las que no se exija mucha más etiqueta. Hoy día se llevan los slim fit, que son más estrechos de pierna y con americanas entalladas.

Traje negro, el color más sofisticado, tanto para el día a día como para ocasiones más especiales. Ver trajes >

Traje negro, el color más sofisticado, tanto para el día a día como para ocasiones más especiales. Ver trajes >

DOS PARES DE ZAPATOS >

Si tuviésemos que quedarnos solo con un par de zapatos, que sean siempre de tipo Oxford y en color negro. Son elegantes y apropiados para cualquier ocasión. Es el zapato de cordones más básico.

Si además nos hacemos con unos marrones, tenemos la pareja perfecta. Forman el dúo perfecto con los trajes más claros y pueden ser la opción sport de tu rutina diaria.

Zapato marrón, para ocasiones más 'sport', o formales con trajes de tonos claros. Ver zapatos >

Zapato marrón, para ocasiones más 'sport', o formales con trajes de tonos claros. Ver zapatos >

SIEMPRE UN ABRIGO CLÁSICO >

Un abrigo tres cuartos en su versión más formal, el clásico es el mítico Chesterfield: con largo a la rodilla, botones cubiertos y un cuello sobrepuesto confeccionado en otro material. Aunque, lo realmente importante es su color: el negro es el más básico de todos, el azul combina con todo y el gris, como el que te proponemos, es el que te dará el look más actual. Eso sí, has de escoger la talla correcta, asegurándote de que la costura del hombro cae justo al final del mismo.

Un abrigo tres cuartos debe ser de la talla correcta: la costura del hombro justo al final, la clave. Ver abrigos >

Un abrigo tres cuartos debe ser de la talla correcta: la costura del hombro justo al final, la clave. Ver abrigos >

Y PRESTA ATENCIÓN A LOS ACCESORIOS

Lo ideal es hacerse con tres tipos de cinturones: desde el más formal en marrón liso con anchura media y hebilla envejecida, hasta el más informal trenzado o ese que reservas para los trajes, en negro liso, fino y con hebilla cuidada.

En los calcetines llega la originalidad porque, si te atreves, como un buen gentleman inglés aquí es donde ellos dejan volar su imaginación. Pero no te olvides: al menos ocho pares que tengan colores y formas muy discretas. Para la ropa interior, sin embargo, ten en cuenta la máxima de la comodidad. Es la elección más personal y tendrás que guiarte siempre por tus gustos personales.

En los calcetines es donde los más originales pueden dejar volar su imaginación. Ver calcetines >

En los calcetines es donde los más originales pueden dejar volar su imaginación. Ver calcetines >