El 'tramabús' de Podemos con las caras de Aznar, Bárcenas, Pujol o Felipe González./ Podemos Alicante

El 'tramabús' de Podemos con las caras de Aznar, Bárcenas, Pujol o Felipe González./ Podemos Alicante

Sociedad PROPAGANDA POLÍTICA

El doble rasero de Carmena: la ordenanza que prohibió el bus de HazteOir permite el 'tramabús'

La norma impide la publicidad en cualquier tipo de vehículo excepto en los transportes público de viajeros.

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento de Madrid demuestra tener una doble vara de medir. La corporación que dirige Manuela Carmena (Ahora Madrid), que aplicó la Ordenanza Reguladora de la Publicidad Exterior para impedir que circulara por la capital el polémico autobús de HazteOir, ha decidido no exigírsela al vehículo con que Podemos hace propaganda política con su denuncia de la trama.

La normativa municipal prohíbe "la publicidad en cualquier tipo de vehículo o remolque, en circulación o estacionado, excepto la que se realice en los vehículos destinados al transporte público de viajeros". Es decir, el tramabús de Podemos tampoco cumple esta condición.

Podemos, ley aparte

Desde el Ayuntamiento de la capital manifiestan a EL ESPAÑOL que la prohibición al autobús de HazteOir tuvo que ver también con que "incitaba al odio", algo que, en su opinión, no hace el autobús de Podemos, en el que se muestran dibujos de Mariano Rajoy, Jordi Pujol, Esperanza Aguirre, Luis Bárcenas, Felipe González o Aznar como integrantes de lo que este partido denomina la "trama": una red de conexiones entre dirigentes políticos, económicos y mediáticos que manejarían los hilos del país a espaldas de los ciudadanos.

Desde el consistorio tratan de justificar su decisión aduciendo también que el autobús tránsfobo "vendía un producto, un libro", mientras que la iniciativa de Pablo Iglesias no vende nada. Sin embargo, el libro de HazteOir se repartía de forma gratuita y, en el acto de presentación del tramabús, Podemos promocionaba el libro de Rubén Juste Ibex 35. Una historia herética del poder en España, que el partido morado ha convertido en uno de sus textos de cabecera.

Desde el consistorio aseguran, por otra parte, que Podemos tiene "todos los permisos en regla, ya que pidieron las autorizaciones pertinentes", y que la ordenanza sí permite a "entidades sin ánimo de lucro, partidos políticos y otras entidades vecinales" realizar actividades que carezcan de actividad publicitaria en la vía pública. 

Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir, tampoco estaba de acuerdo y, a través de Twitter, acusó  al Ayuntamiento de Madrid de prevaricación.

Cs cuestiona que no sea publicidad

Por su parte, Silvia Saavedra, concejala de Ciudadanos, anunció a EL ESPAÑOL que su partido solicitará información para conocer "los argumentos jurídicos" del Ayuntamiento para permitir que circule el autobús de Podemos. "Vamos a estudiarlo a fondo porque el tramabús puede atentar contra el derecho de imagen de otras personas y porque podría ser publicidad ilícita". 

En este sentido Saavedra reclama la necesidad de hacer una lectura política y no sólo legal: "En lugar de hacer proposiciones y proyectos se dedican a estas cosas". Asegura que la iniciativa de Pablo Iglesias pone de manifiesto su contrariedad: "Se quejan de una élite política y económica que no se preocupa ni actúa por los ciudadanos, y ellos hacen lo mismo: anunciarse en lugar de ponerse a trabajar".