El presidente de HazteOír, este viernes en la Facultad de Derecho de la Complutense.

El presidente de HazteOír, este viernes en la Facultad de Derecho de la Complutense. Efe

España

Arsuaga: "Si el juez nos permite sacar el primer autobús vamos a suavizar el mensaje"

El presidente de HazteOír pidió disculpas a quien se sienta ofendido por su campaña aunque habla de "caza de brujas" contra su asociación.

Noticias relacionadas

Apenas 24 horas después del último 'paseo' del autobús de HazteOír en Madrid, el presidente de la organización ultracatólica, Ignacio Arsuaga, volvió a apelar al "derecho a la libertad de expresión" para defender la campaña de su asociación en contra de lo que denomina "una imposición de la ideología de género".
La presencia de Arsuaga en el programa La Sexta Noche no pudo ser más oportuna después de que, la víspera, él mismo se hallara en el epicentro del enfrentamiento entre sus seguidores y los universitarios que expresaron el rechazo a su discurso.
Acompañados del ya polémico y conocido autobús naranja, el encontronazo acabó tras vivirse escenas de mucha tensión, algún conato de agresión y muchos gritos e insultos cruzados. Explicar su versión fue uno de los temas que centraron parte de su intervención este sábado en la televisión: "Nos invitaron a un debate pero ya allí el decano nos dijo que no podíamos utilizar el aula asignada ni nada similar dentro de la Facultad de Derecho", comenta.
"Entonces decidimos movernos al amplio jardín que está enfrente pero allí nos encontramos a unos encapuchados que nos gritaron e impidieron celebrar el debate". Interpelado por el presentador del espacio, Arsuaga aclaró que, lejos de buscar publicidad con un previsible enfrentamiento, "buscaba que en un ámbito tan importante para la libertad de expresión y la libertad de ideas, como es la Universidad".

Respeto hacia "cualquier ejercicio de la sexualidad"

Más allá de este incidente, Arsuaga defendió todo el ideario de su asociación, que se basa en la defensa de "la libertad de los padres de educar a nuestros hijos en conciencia". Y en ello quiso igualmente dejar claro el respeto hacia "cualquier ejercicio de la sexualidad; ahora, que esa imposición de la ideología de género se imponga en la escuela es lo que denunciamos y encima a edades más tempranas". "Quiero decidir cuándo mis hijos reciban esa formación", concluyó.
Pero lo cierto es que no han sido pocos los que se han sentido ofendidos por la campaña, algo de lo que Arsuaga dijo ser consciente: "Pido disculpas si se han sentido ofendidos. Nuestra intención no era ofender a nadie sino lanzar un mensaje basado en la biología. Si el juez nos permite sacar el primer autobús vamos a intentar cambiar el mensaje para que no se ofendan, vamos a suavizarlo". En ese primer vehículo se leía "Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen".
Autobús de HazteOír con la campaña original.

Autobús de HazteOír con la campaña original. Efe

"La campaña", asegura, "no habla de transexuales sino de que el Estado no imponga a nuestros hijos una determinada ideología de género". Y aunque "el juez ha hablado de menosprecio pero no de incitación al odio", Arsuaga anuncia que luchará "por defender los derechos de esas personas y que si se sienten discriminadas o sienten acoso se las respete".
El presidente de HazteOír sacó pecho de la popularidad de sus tesis al asegurar que "no somos cuatro gatos"; de hecho, afirmó que, pese a denunciar que "todos los partidos políticos se han puesto de acuerdo en condenarles", "el 80% de los comentarios a las noticias que nos citan en varios medios centristas se muestran a favor".

"No somos cuatro gatos. El 80% de los comentarios a las noticias que nos citan en varios medios centristas se muestran a favor"
En lo que mostró más tranquilidad es el asunto de por qué HazteOír es una asociación que, por su presunta utilidad pública, pueda tener ciertos beneficios fiscales. No son pocas las voces que están pidiendo que se supriman, aunque Arsuaga asegura que "confiamos en el ministro del Interior porque hay un procedimiento reglado cuyos requisitos cumplimos, así que esperemos que el ministro, que es quien tiene la autoridad, no se deje influir por esta caza de brujas".