Fragmento del documental de Parchís en el que aparece un aparato desconocido

Fragmento del documental de Parchís en el que aparece un aparato desconocido Netflix

La Jungla Redes sociales

Resolvemos el 'viaje en el tiempo' del documental de Parchís: ¿un 'smartphone' en los 80?

En La Jungla. La mitad de España se ha quedado helada cuando ha visto a una señora manejando un móvil en un concierto del grupo infantil en los ochenta.

Noticias relacionadas

En 1979 un grupo infantil despuntó por encima del resto y conformó la banda sonora de varias generaciones de españoles que fueron niños en los ochenta. Parchís dejó un buen puñado de canciones grabadas a fuego en el imaginario colectivo y en Netflix, que saben rentabilizar la nostalgia como nadie, han respaldado el lanzamiento de un documental sobre la mítica banda infantil.

Lo que no esperaban es que, al margen de las decenas de momentazos para avivar la memoria de los niños de EGB, lo que se ha hecho viral es la aparición de algo parecido a un teléfono móvil. Tenemos que irnos al minuto 43 del documental cuando sale el grupo actuando en un programa de televisión, enfocan al público y ahí está una señora manejando el aparato con total soltura, ¿estaría tuiteando o haciendo un Facebook Live?

El instante no ha pasado desapercibido y los espectadores corrieron raudos y veloces a compartir su inquietante descubrimiento en Twitter:

La polémica ha llegado a tal extremo que incluso desde Netflix pedían ayuda:

Lo cierto es que la mujer no solo mantiene el objeto en sus manos, sino que parece que mira a la pantalla y se lo muestra a la niña que tiene al lado antes de girarlo y ponerlo en vertical. Como suele ocurrir, el enigma no tardó en encontrar en Twitter todo tipo de respuestas rocambolescas apuntando a la existencia de una máquina del tiempo al estilo Regreso al Futuro o la vuelta de El Ministerio del Tiempo:

La respuesta en un palabro: la pareidolia

Sin embargo, entre todos los delirios imaginables, algunos tuiteros se lo han tomado algo más en serio apuntando que podría ser una de las cámaras compactas de moda en aquella época o, tal vez, una grabadora de casete:

Si fuese un smartphone, la cara de la señora saldría mínimamente iluminada por la luz de la pantalla, que le estaría dando de pleno. Además, si analizamos otros momentos del concierto, la misma mujer sale con el objeto colgando de la muñeca por una correa y dando palmas animadamente.

No obstante, no es la primera vez que suceden este tipo de, llamémosle, alucinaciones:

Nuestro cerebro, en ocasiones, quiere jugar al despiste con nosotros y esta vez el juego se llama pareidolia. Se trata de un fenómeno psicológico en el que percibimos erróneamente un pequeño estímulo aleatorio -principalmente una imagen- como una forma reconocible. Según las teorías que desarrollan este supuesto, nuestro sistema nervioso se va condicionando en base a las experiencias del mundo exterior.

Por eso, si ahora volvemos a mirar el vídeo sabiendo que se trata de una cámara de fotos, la reconoceremos en seguida y descartaremos la imagen del móvil. Sentimos decepcionar, pero parece que finalmente la mujer no es una funcionaria desconocida de El Ministerio del Tiempo. Quizás en otra ocasión.

[Más información: Ya puedes comprar unas zapatillas que se atan solas como en 'Regreso al Futuro II']