La Jungla Cinco estrellas

El 'zasca' de una pastelería asturiana al cliente que los insultó en TripAdvisor

En La Jungla. La épica respuesta a la pataleta y la desternillante explicación del episodio que provocó su enfado se han hecho virales.

Cada vez son más los propietarios de negocios de hostelería y los chefs de cocina que se han alzado en pie de guerra contra las plataformas online de opiniones. Creen que es injusto que sus potenciales clientes, que han tomado por costumbre consultar este tipo de webs para elegir dónde tomarse algo, se guíen por críticas no contrastadas que en ocasiones surgen de una pataleta.

Sin embargo, también hay negocios que deciden tomárselo con humor y contestar con mucha retranca a los comentarios negativos. Este es el caso de Punto Caramelo, una pastelería ubicada en el barrio de La Arena, en Gijón.

Un cliente les puntuó con mala nota y dejó una reseña muy poco amistosa: "Muy mala atención a las personas con mascotas, no vuelvo nunca más. La verdad es que fue muy desagradable todo". El título de la crítica no era más amable: "Muy mal trato. Gente provinciana y paleta".

Lejos de resignarse, la propietaria de la pastelería, Soledad Sebastia, replicó al comentario en TripAdvisor. "No somos provincianos, aunque jamás nos tomaríamos eso como un insulto. Somos argentinos, asturianos, colombianos y lo que toque, a mucha honra", comenzó su respuesta. Explicó además cuál había sido el problema concreto con ese cliente y, a juzgar por las circunstancias descritas, parece que no llevaba razón. 

"Es la primera vez, en los cinco años de nuestro negocio, que entran con mascotas camufladas en un carricoche de bebés saltándose los carteles de 'prohibido mascotas' que hay en la puerta. Decirte que, ante la sorpresa, se te dijo de manera educada que no podías hacerlo y se te explicó el por qué. Podría denunciarte tu comentario, pero fue una nota de color y no hubo un cliente que no comentara, con gracia, la situación vivida. Así que lo dejaremos y que cada cual saque sus conclusiones", concluyó. 

Aclaran, además, que Punto Caramelo tiene prohibido el ingreso de mascotas al tratarse de un obrador abierto y la normativa europea en materia de Sanidad no lo permite, conllevando una sanción su incumplimiento. "Somos amantes de los perros, puedes encontrarnos cualquier día de descanso en la playa de San Lorenzo disfrutando con Tyrion, nuestra mascota", sentenciaron por si quedaba alguna duda. 

Aunque la crítica y su réplica están fechadas el 30 de diciembre del pasado 2018 es ahora, meses después, cuando varios medios asturianos se han hecho eco de ella tras popularizarse en las redes sociales donde, desde la pastelería de Gijón, ni siquiera optaron por publicarlo para no darle más recorrido al comentario.

[Más información: Destapan el chantaje de una bloguera a un restaurante con ayuda de TripAdvisor]