¿Quiere un poco de humillación con su compra?

"¿Quiere un poco de humillación con su compra?"

La Jungla Guerra contra el plástico

Así humilla este supermercado a los clientes que piden bolsas de plástico

En La Jungla. Han optado por imprimir mensajes embarazosos en las bolsas para disuadirles de usarlas, pero han causado sensación.

Noticias relacionadas

La guerra contra el plástico está declarada. Los supermercados ya cobran por las bolsas y muchos de ellos las han eliminado apostando por el papel o la tela.

Sin embargo, esto no parece ser suficiente estímulo para que algunos empiecen a pensar un poco en el planeta y hay quien ha buscado todavía un aliciente más: mensajes avergonzantes que los clientes sin conciencia medioambiental tendrán que pasear por la calle

Davis Lee Kwen, el dueño del East West Market, un supermercado ubicado en Vancouver (Canadá), se ha hartado de que algunos de sus clientes prefieran seguir pagando 5 centavos -unos 3 céntimos de euro- por una bolsa de plástico antes que traer las suyas propias.

Así, puso en marcha una genialidad: "Queríamos darle a los clientes algo cómico, pero que los hiciera pensar al mismo tiempo", explicó sobre su idea a The Guardian

Así, decidieron sacarle los colores a su clientela y estampar en las bolsas de plástico algunos mensajes embarazosos: Wart Ointment Wholesale (Mayorista de ungüento para verrugas) o Into the Weird Adult Video Emporium (En el emporio del vídeo para adultos raros).

La idea es que les dé vergüenza ir con ellas por la calle y dejen de usarlas. Sin embargo, el problema con el que se han encontrado ahora es que, según Kwen, "algunos de los clientes quieren coleccionar los tres modelos porque adoran la idea". 

Por supuesto, desde sus redes sociales, la iniciativa ha cobrado popularidad y ha salido de Canadá para dar la vuelta al mundo:

Sin embargo, el hombre no pierde la esperanza: "Aun cuando tengas la bolsa tendrás que explicar su origen a tus amigos y, entonces, ya habremos instalado la conversación sobre el tema".

Han hecho un total de 1.000 bolsas, pero se temen que tendrán que hacer algunas más. A ellos les cuestan más dinero que a sus clientes, de modo que confía en que tomen conciencia pronto. 

Lo cierto es que Canadá tampoco se libra de las cifras de plástico que no puede reciclar. De hecho, su primer ministro, Justin Trudeau, ha anunciado que tiene planes para prohibir los plásticos de un solo uso en 2021 incluyendo, por supuesto, las bolsas, por muy originales que sean. 

[Más información: Cómo hacer la compra de forma sostenible sin usar bolsas de plástico]