Las imágenes de la pequeña Hope se han hecho virales

Las imágenes de la pequeña Hope se han hecho virales @aquamike23 Instagram

La Jungla

Hope, la tortuga albina que conmueve a la Red con su enfermedad sin nombre

En La Jungla. Su anomalía ha hecho que la pequeña tortuga se haya hecho famosa en todo el mundo por su fragilidad.

Se llama Hope y es una tortuga Pinkbelly Sideneck. Nació siendo albina, pero esa no es la característica que la logrado que cope portadas de todo el mundo. El animal ha nacido con el corazón fuera de la cavidad torácica. Es decir, el órgano late fuera de su cuerpo y ha hace extremadamente sensible a cualquier movimiento brusco. Por eso, sus vídeos y fotografías se han hecho virales y no dejan de compartirse en las redes. 

Su dueño, Michael Aquilina accedió a quedársela en su casa de New Jersey desde que se la regaló un amigo que cría este tipo de animales, Gerard. A través de su Instagram, @aquamike23, comparte imágenes de sus tortugas y, de hecho, otra de sus albinas se hizo viral el pasado año por su rareza. Sin embargo, nada como la anomalía de Hope, que es tan extraña que ni siquiera se encuentra un nombre veterinario para definir lo que, en humanos, se llama ectopia cordis, señalan en The Sun. 

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Aquamike (@aquamike23) el 23 Ene, 2019 a las 9:08 PST

"Es tan pequeña y tan frágil, lo más delicado, pero no tiene miedo", dijo Mike al mismo medio, añadiendo que "la gente puede ver eso y por eso la apoyan en todo el mundo". Asegura que "ha impactado mi vida de tantas maneras que realmente me emociona" y admite que extrema las precauciones para cuidarla: "Mantengo su agua extra limpia, le doy un área de calentamiento lo más suave posible y procuro cogerla lo menos posible".

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Aquamike (@aquamike23) el 3 Ene, 2019 a las 8:44 PST

Eso sí, la pequeña Hope no podrá jugar normalmente con las otras tortugas y tendrá que vivir aislada para evitar contacto con el resto de animales. "No puedo arriesgarme a que otra tortuga pinche accidentalmente su cavidad cardíaca", explica Mike. 

[Más información: Toni Cantó, sus 40 tortugas y la Guardia Civil: el último sainete de las redes]