La última maravilla tuitera de Alejandro Sanz.

La última maravilla tuitera de Alejandro Sanz.

La Jungla Poetuit

Alejandro Sanz recibe un 'zasca' apoteósico por pasarse de intenso en Twitter

En la Jungla. El tuit del cantante se ha convertido en fenómeno: memes, polémicas, e incluso alguna que otra respuesta demoledora.

Alejandro Sanz tiene una relación de amor-odio con las redes sociales que ya la quisieran las protagonistas de sus canciones. Allá por 2011, cuando incluso Pedro Sánchez era bisoño en el tema, el cantante ya había protagonizado su primera pataleta viral: después de ser acusado de instrumentalizar el terremoto de Lorca en su provecho, se le escapó una "b" en lugar de una "v", y el consiguiente escarnio le llevó a declarar que abandonaba Twitter.

Regresó, para fortuna de sus fans, y también para el resto de la tuitosfera: independientemente de las simpatías que sus mensajes generen, su enorme capacidad de movilización ayuda a dar vidilla a la red. Su último mensaje, una declaración de intenciones y de amor propio con cierto eco de La Princesa Prometida, ha sido un fenómeno con más de 13.500 'favoritos': 'Soy Alejandro Sanz. No tengo ni puńetera [sic] idea de cómo se hace eso de rendirse'.

Las reacciones han seguido el guión habitual de esta volátil red: hay quien defiende hasta el delirio a su ídolo, quien lanza la batería de reproches por los apuros con el fisco del artista, quien saca a colación Venezuela por su compromiso con la oposición y quien simplemente le acusa de ombliguero. Pero todos se rinden ante la potencia de la fórmula, que ha sido elevada a rango de meme tanto por usuarios de a pie como por grandes del humor tuitero como Desatranques Jaén.

Sin embargo, hay un detalle que no puede pasar desapercibido y que resucita los fantasmas de las tribulaciones de Sanz con la tecla: la palabra "puńetera". El cantante estaba verosímilmente usando un teclado anglosajón -recordemos que reside en Miami, ver referencias fiscales previas- que carecía de la Ñ, y en lugar de buscar cómo escribirla o pensar en un sinónimo se descolgó con esa N tildada

Y tenía que ocurrir: un zasca cataclísmico, de intensidad universal:

Para terminar en tono constructivo, aquí van algunos trucos para escribir la Ñ cuando estemos de viaje, haciendo turismo o cotizando en un país con fiscalidad ventajosa: 

- La inmensa mayoría de smartphones permite escribir caracteres que no son de uso común en la lengua que estamos usando. Basta con apretar la tecla de la letra más parecida: en la N mostrará la Ñ, igual que hacerlo sobre la C desplegará la Ç.

- Si estamos usando un teclado de ordenador, podemos copiar y pegar tras buscar en Internet una palabra con Ñ, teclear su código (Ñ mayúscula: ALT + 0209; ñ minúscula: ALT + 0241) o reconfigurar el idioma y pulsar la tecla junto a la L.

- Usemos el truco del periodista cuando duda sobre una palabra: cargársela. "No tengo ni la menor idea", "no tengo ni maldita idea" o, sencillamente, "no tengo ni idea" hubiesen cosechado el mismo aplauso.