La Jungla

Por qué deberías tomar el transporte público, resumido en una imagen

En la Jungla. Cuatro imágenes comparando el espacio que ocupan las personas distribuidas en coches particulares o en transporte público muestra el impacto que puede tener que todos decidamos subirnos más al autobús.

El siglo XX fue el siglo del coche. Su aparición permitió que el mundo se hiciera más grande y más pequeño a la vez, logrando que la vida rutinaria de una persona, que antes estaba limitada a la distancia que podía recorrer andando, se ampliase a cientos de kilómetros.

Sin embargo, su popularización ha traído también algunos problemas, como la contaminación que supone y los atascos, que en muchos casos dificultando la movilidad dentro del espacio urbano. A pesar de los esfuerzos por parte de las autoridades para que la gente reduzca el uso del coche particular en favor del transporte público, lo cierto es que no se han logrado los resultados esperados.

Si eres de los que se resiste a dejar su coche y subirse al autobús, esta serie de imágenes deberían hacerte ver el problema que puede ser si todo el mundo hace lo mismo:

The reduction in traffic congestion as a result of public transportation from r/educationalgifs

La primera imagen compara muestra el espacio ocupado por 200 personas en 177 coches, una estampa que bien podría ser la de un atasco en cualquier gran ciudad la mañana de un lunes. A continuación se procede a comparar lo que ocupan esas mismas personas sin coches y luego en bicicleta. Por último, se puede ver que esas mismas personas podrían caber en tres autobuses o en un único tranvía.

Evidentemente, es algo teórico y cuya traducción al mundo real no sería exacto, ya que para que todo el mundo fuera en un único tranvía las 200 personas deberían compartir un único destino. Pero lo que deja claro es que si todas las personas que van un una dirección similar compartieran vehículo, la cantidad de espacio, que se ganaría no solo es enorme, sino que además se reduciría la contaminación y el ruido de las ciudades, y eso nos haría ganar a todos.

Las imágenes, tomadas en Seattle, no son precisamente nuevas, están sacadas de un poster informativo de 2005 que ya buscaba concienciar sobre la importancia de tomar el transporte público. A su vez, estaba basada en una campaña escandinava de los años 70.

Pero si te gustan los atascos, siempre puedes recurrir a este simulador que te tendrá horas enganchado.