Pinkfong YouTube

La Jungla

El vídeo viral que todos los niños conocen y cantan

En la Jungla. Nadie pensaría que una familia de tiburones diese tanto juego como para hacer que canten millones de niños (y adultos), pero así ha ocurrido con Baby Shark: la canción ha conquistado el mundo desde Corea.

No falla: basta que suene la canción más chorra, esa que te estremece por lo mala que es, para que después te descubras cantándola mentalmente como si tu cerebro hubiese encontrado la mejor manera de martirizarte. Y es que la música tiene un poder extraño, como si fuese capaz de someter nuestro autocontrol para reproducirse en la cabeza una y otra vez. Eso es lo que ocurre con Baby Shark, un "hit" cantado y pensado para niños que, como te atrape, estarás tarareando hasta en sueños.

Baby Shark es una canción dedicada a los tiburones que ha tenido numerosas versiones a lo largo de la historia reciente. Una de las primeras fue "Kleiner Hai", una variación alemana que tuvo cierto éxito en YouTube allá por 2007. 9 años después es otra versión la que ha reventado las listas de éxitos y contadores de reproducción: Pinkfong, una licencia educativa coreana propiedad de SmartStudy, creó el tema que, una vez colgado en YouTube, se ha hecho tremendamente viral. Tanto, que actualmente está en el puesto 38 de la lista británica de éxitos. Como no podía ser de otra manera, la canción también ha llegado a los niños españoles: prepárate a tararear el "do do do doo" a ritmo de tiburones. 

¿Tus hijos ya la cantan? Entonces no te vamos a descubrir gran cosa. ¿Que aún no escuchaste el Baby Shark? Nos vas a maldecir por ello, pero aquí tienes la canción: esta es la versión con el baile protagonizado por niños, la que se ha hecho viral este 2018.

¿Qué ocurre cuando algo se hace viral? Evidentemente, que se hacen aún más versiones de la canción. A ritmo de heavy, en memes, se crean variaciones locas sobre los movimientos, la música, la letra... A continuación tienes algunos de los vídeos relacionados con Baby Shark.

El Baby Shark se ha convertido en un reto viral al que sumarse al ritmo de la canción de los tiburones y de sus movimientos. Lo mejor es que para hacer el baile no hace falta tener ritmo ni haber dado clases de pasodoble: basta con abrir y cerrar los brazos como si fuesen las mandíbulas de un tiburón. Esta es la mejor manera de bailar: sin levantar el culo del asiento.

¿Que quieres ver más vídeos de Baby Shark o crear el tuyo propio? Apúntate al #BabySharkChallenge. Hoy es un buen día para hacer el tiburón...