La agresión se produjo este jueves en las inmediaciones de la empresa Ence

La agresión se produjo este jueves en las inmediaciones de la empresa Ence

La Jungla

Esta es la versión del camionero que se lió a martillazos con los ciclistas

En la Jungla. El camionero acusado de liarse a martillazos en una carretera de Pontevedra alega que los ciclistas le agredieron primero tras haberle cortado el paso con sus bicis.

El vídeo de un camionero golpeando violentamente a dos ciclistas este jueves en una carretera pontevedresa ha corrido como la pólvora por las redes sociales. Los hechos ocurrieron sobre las 12:30 horas, en las inmediaciones de la conocida fábrica de ENCE, cuando se supone que el transportista realizó un peligroso adelantamiento a las bicicletas.

Ese fue el desencadenante de la discusión que habría llevado al camionero a perder los nervios y bajar de su vehículo con un martillo, golpeando a uno de los ciclistas y causándole un traumatismo craneoencefálico. Un testigo grabó las imágenes que empezaron a difundirse con rapidez:

AGRESIÓN A UN CAMIONEIRO CONTRA DOUS CICLISTAS EN PONTEVEDRA.

Varias patrullas de la policía se presentaron en el lugar poco después de la agresión e identificaron al camionero en el interior de la factoría. Se trataría de un vecino del municipio de Barro, de 58 años, que prestó declaración en la comisaría a última hora del jueves. 

"El primer puñetazo lo dieron ellos"

El acusado ha difundido este viernes un audio explicando su versión de los hechos en varios grupos de WhatsApp de los que forman parte decenas de transportistas de toda Galicia. EL ESPAÑOL ha tenido acceso a este archivo de voz, donde el camionero ofrece su relato de los momentos previos al vídeo del martillo. 

Asegura que cuenta su visión "por si a alguien le importa", alegando que "los hechos no sucedieron como los cuentan". Sostiene que los dos ciclistas "iban a la par, muy anchos, muy anchos, a su bola. Cuando me fui acercando les pité, pero venía un coche de frente que quería coger a la izquierda y tuvo que dejarnos pasar a nosotros". 

Después, afirma, "les adelanté correctamente, sobrado pero sobrado, ni ellos pitaron ni nada". "Cuando llegué [a la entrada de ENCE] estaba maniobrando, paré y, cuando voy a girar, llegan ellos, zapatean las bicicletas delante del camión cerrándome el paso y me viene uno como un jíbaro", continúa el camionero. 

Según su relato, el ciclista habría empezado a golpear el cristal de la cabina, llamándole "hijo de puta" e intentando propinarle un golpe al bajar la ventanilla. "Bajé y el resto ya veis lo que pasó allí", acaba el audio del camionero. La versión del acusado está refrendada por otro de los transportistas que estaban por la zona. 

En otro mensaje de audio, al que también ha tenido acceso este periódico, asegura que "los tipos venían puteando al camión, poniéndose a pares cuando les iba a adelantar y cambiando de marcha. Después, aun encima, se le atraviesan en la carretera".

ENCE prescinde de sus servicios

Diario de Pontevedra publica este viernes una entrevista a los dos ciclistas, Ángel Iglesias y Delfín Santiago. Ambos sostienen que el camión les pasó "a milímetros y tocando el claxon, casi rozando" y admiten que se enfadaron bastante por la temeridad, así que aprovecharon que el trailer aminoraba para girar hacia la factoría y se acercaron para cortarle el paso.

"Nos pusimos delante de él y yo me acerqué a la cabina para recriminarle el adelantamiento, que pudo habernos matado, y decirle que debía ir con más cuidado", explica Ángel, que cuando el camionero bajó salió corriendo. Su amigo Delfín fue el que se llevó la peor parte y tuvo que ser trasladado al hospital de Montecelo, donde permaneció hasta las 17:00 horas en observación con diagnóstico de traumatismo craneoencefálico. 

ENCE mostraba su rechazo hacia la agresión el mismo día de los hechos y se comprometía a "presentar denuncia y tomar las medidas oportunas para que no vuelva a trabajar para la compañía". Fuentes próximas a la empresa aseguran que no es la primera vez que este transportista, que no trabaja directamente para ellos sino para un maderero, protagoniza incidentes violentos.