La Jungla

El niño con el cumpleaños más triste del mundo

En la Jungla. Teddy había invitado a 32 amigos a su fiesta, pero ninguno se presentó. El destino (y las redes sociales) le han hecho pasar de ser el 'pringado' al más popular.

Reconozcámoslo, en algún momento de nuestra vida hemos tenido una pesadilla similar. Preparamos una celebración, repartimos las invitaciones y nadie se presenta a nuestra fiesta. Esta especie de pánico escénico social se ha tornado en realidad para Teddy Mazzini, un pequeño de 6 años que vive en Tucson (Arizona) y se quedó solo alrededor de su tarta de cumpleaños.

Todo estaba a punto en el Pizza Peter Piper de su ciudad el domingo por la tarde, 32 compañeros de clase invitados y la desolación del cumpleaños más triste del mundo. La cara del pobre Teddy posando junto a los platos sin usar lo dice todo. Fue un periodista local, Nick VinZant, el que colgó la imagen en Facebook pidiendo que sus amigos deseasen al niño un feliz aniversario: 

La madre de Teddy, Sil Mazzini, aseguró a ABC15 que solamente algunos padres avisaron de que sus hijos no podrían acudir a la fiesta. Como ocurre en estos casos, cuando la noticia salta a los medios, hubo quien dudó de la veracidad de la historia; pero otro periodista, Dan Marries, confirmó lo ocurrido con un responsable de la pizzería. 

Justicia poética

Sin duda Teddy supo lo que era sentirse como el pringado de la clase a edad muy temprana, pero la historia no quedó ahí ni mucho menos. La noticia de su fiesta de cumpleaños fallida está dando la vuelta al mundo gracias a las redes sociales y lo ha convertido en el más popular, ya no de su colegio, sino de su ciudad.

Así, días después de la celebración oficial, ha soplado de nuevo las velas, pero rodeado de prensa. Algo que recordará toda su vida: 

Además, los jugadores de los Phoenix Suns, el equipo de la NBA, también le han querido hacer un regalo, unas entradas para su próximo partido contra los Lakers:

¿Quién ha dicho que la vida no puede cambiarte de la noche a la mañana? ¡Felicidades, Teddy!