La Jungla

Un presentador trata de sacarse un selfie en directo y se da un señor porrazo

En la Jungla. Ocurrió durante un programa de Fox News en la televisión americana. Un colaborador quiso hacerse un selfie en directo pero acabó cayendo de culo contra el suelo ante millones de espectadores.

Pocas cosas hay en esta vida que ver a un ser humano darse un tortazo, siempre y cuando no seamos nosotros el susodicho humano. De hecho, posiblemente la única forma de mejorarlo es si ese galletazo ocurre en directo, delante de millones de espectadores y queda inmortalizado por millones de personas.

Eso fue exactamente lo que le ocurrió a Raymond Arroyo, escritor y colaborador de Fox News que participaba en el programa The Ingraham Angle, presentado cada noche por Laura Ingraham. Cuando estaban a punto de terminar el segmento, ambos contaban con unas cervezas sobre la mesa -de algún anunciante, es de presuponer- y él quiso hacer la gracia de hacerse un selfie en directo.

Pero el angular de la cámara no quiso ayudar, por lo que quiso acercarse a la presentadora para que ambos salieran en el selfie sin ser cortados. Fue entonces cuando una tercera invitada con la que no contaban irrumpió en directo: la fuerza de la gravedad.

La presentadora reacciona ante el porrazo de su compañero de forma espectacular: ignorando totalmente lo que ocurría y pasando al siguiente tema de la escaleta, el monotema en el que vive sumido Estados Unidos, la posible nominación del juez Brett Kavanaugh como miembro del Tribunal Supremo a pesar de las acusaciones de abuso sexual que recaen sobre él.

El momentazo fue rápidamente compartido por celebridades como el cómico James Corden, el actor Seth Rogen o el director de Iron-Man Jon Favreau, viralizándose rápidamente.

Visto lo visto, tanto Ingraham como Arroyo volaron a Twitter a aclarar que era una broma y que estaba todo preparado, aunque no hay nada en el vídeo que haga pensar eso y, además, parece muy real.

Si realmente estaba planeado, deberían dar el salto a Hollywood. Además, hay a quien las explicaciones no les ha gustado no porque no se lo crean, sino por la introducción de una broma así en un segmento en el que se hablaba de un tema tan serio como es el de la nominación de Brett Kavanaugh.