E.E.

La Jungla

Cazado por un radar a 914 kilómetros por hora con su coche

En la Jungla. Cuando este hombre recibió la multa del radar en su casa y leyó la velocidad a la que lo habían pillado no daba crédito, pero de momento ha tenido que pagarla. 

Que levante la mano quien nunca haya recibido en el buzón de su casa una carta que, incluso antes de abrirla, ya sabemos qué nos va a contar. Despistarse al volante es muy peligroso, pero pisarle un poco más de lo permitido al acelerador a veces se hace inconscientemente. Esto es lo que le ha pasado a Luc, un luxemburgués que ha punto ha estado de emprender el vuelo en su propio coche. O eso, al menos, es lo que podría pensarse al ver la multa que le ha llegado. 

El hombre había sido consciente de que en su visita a Bruselas había conducido un poco más rápido de lo permitido, así que la captura del radar situado cerca de la zona de Auderghem no le cogió desprevenido. Sin embargo, la sorpresa llegó por todo lo alto cuando leyó la velocidad a la que circulaba cuando le sacaron la foto el pasado 10 de enero. 

Según el informe que adjuntaron las autoridades belgas con la multa la velocidad a la que iba circulando era de 914 km/h, una cifra que, con la corrección aplicada, quedaba definitivamente en 859 km/h. Una barbaridad si tenemos en cuenta que el turismo más rápido, el superdeportivo Koenigsegg Agera RS, ha alcanzado un máximo de 447 km/h en 2017. 

Visita a los tribunales

Lógicamente a Luc, junto con la multa y el informe, le adjuntaban una atenta citación, informa el diario La Meuse, para que se presentase ante un juez. De momento ha abonado el dinero que le pedían -cuya cantidad no ha trascendido-, ha impugnado su presencia ante el tribunal y, a la vez, ha iniciado un procedimiento legal para que se reconozca el error de medición del radar.