La Jungla

Nicolas Cage quiere que dejes de hacer memes con sus caretos

En la Jungla. Mientras la carrera de Cage entraba en decadencia con el cambio de siglo, Internet convirtió sus peculiares caretos en un chiste. Ahora el actor confiesa que no está muy contento con la situación.

Nicolas Cage es uno de los actores más particulares que ha parido Hollywood en las últimas décadas. Sobrino del mito con barba llamado Francis Ford Coppola -su nombre real es, de hecho, Nicolas Kim Coppola- tuvo una etapa dorada en la segunda mitad de los noventa y principios del nuevo milenio, donde conjuntó papeles ganadores del Oscar como Leaving Las Vegas, la nominación por la criminalmente infravalorada Adaptation y exitazos de taquilla como La Roca. 

Su forma de actuar histriónica y descontrolada hizo de él una gran apuesta en los locos noventa, donde una película de acción podía partir de la premisa de que él y John Travolta se intercambiaban la cara. Cage desarrolló su propio método de actuación, llamado Nouveau Shamanic, que le permite conectar con las energías ancestrales de la Tierra y, básicamente, poner caras de tarado.

Sin embargo, tras el 11S el cine -especialmente el de acción- dio un giro hacia tramas y especialmente una estética más contenida y realista. En esta nueva época sus caretos solo podían interpretarse en clave cómica.

Y así la estrella de Cage fue apagándose poco a poco, pasando de protagonizar películas de gran presupuesto a otras más modestas para acabar en las que van directas a DVD. Pero esta decadencia coincidió con que Internet hizo 'boom', y Nicolas Cage se convirtió en un meme.

Tras años perdido a la deriva, Cage está tratando de volver a la primera plana y ha protagonizado un violento Thriller titulado Mandy dirigido por Panos Cosmatos. En una entrevista de promoción para IndieWire se le ha preguntado por este fenómeno, y sobra decir que el actor californiano no está muy contento con lo de ser un gif viviente.

"La cosa es que con el advenimiento de Internet, estas mezclas, donde sacan estos momentos sin el contexto de toda la película para apoyarlo, ha creado esta meme-ificación. Se le ha bautizado como "Ira de Cage", y es frustrante", asegura el actor, si bien es verdad que en ocasiones ver sus caras con el contexto de la película lo hace todo casi peor, como Cara a cara.

"Estoy seguro que es frustrante para Panos, que ha hecho lo que considero una muy lírica, interna y poética pieza de arte, tener todo este rollo de la "Ira de Cage" golpear su película", protesta. "Internet ha hecho a esta película un mal servicio".

"Creo que la película no ha sido analizada de forma justa por el hecho de que Internet ha cogido estos momentos y los ha sacado del contexto del personaje o de cómo ha llegado ahí", dice Cage. "Escojo estos personajes locos, o drogados, o poseídos, así que tengo la licencia, digamos, para explorar el estilo de actuación del expresionismo alemán o el kabuki [un estilo de teatro japonés], como lo quieras llamar".

Así que ya sabéis. Dejad de usar gifs de Nicolas Cage, hace que la gente no se tome en serio sus películas.