La imagen de la rata estofada que circuló por las redes sociales chinas

La imagen de la rata estofada que circuló por las redes sociales chinas Weibo

La Jungla

Esta es la rata más cara de la historia

En La Jungla. La desagradable sorpresa que se ha encontrado una mujer en su sopa le ha salido carísima al restaurante chino donde estaba cenando con su familia. 

Aquello de encontrarse un pelo en la sopa es para principiantes. Lo que se lleva ahora es tener que esquivar una rata con la cuchara. Esta asquerosa inquilina es lo que se ha encontrado una mujer embarazada que estaba disfrutando del menú de uno de los establecimientos de la conocida cadena de restaurantes chinos Xiabu Xiabu's

En el restaurante le llegaron a ofrecer unos 600 euros a modo de indemnización, pero la mujer no quiso aceptarlos y publicó la foto de su hallazgo culinario en las redes sociales generando tan polémica que el valor en bolsa de la empresa hostelera ha caído, perdiendo la friolera de 162 millones de euros. Casi nada. 

No creamos que la afectada es una inconformista histérica que buscaba la controversia, no. Según la BBC, la indignación de la mujer aumentó cuando desde el restaurante le instaron a abortar si temía por el bienestar de su futuro hijo, llegando incluso a ofrecerle unos 2.500 euros para la operación. 

Un hotpot con demasiada sustancia

El plato que degustaba la mujer era hotpot, un preparado tradicional de los países asiáticos que ahora goza de mucha popularidad en todo el mundo. Consiste en una pequeña cazuela donde se preparan diversos vegetales con carnes y agua hirviendo, así como también un poco de pasta. 

Otra de las imágenes del plato colgadas en la red social

Otra de las imágenes del plato colgadas en la red social Weibo

Los hechos sucedieron el pasado 6 de septiembre. Ella, que había acudido al restaurante con su familia, había probado algunas cucharadas de la sopa cuando se encontró con el animal. Las imágenes de la rata cocinada se propagaron rápidamente por la red social china Weibo desatando una oleada de asco e indignación.