La Jungla

Simba es el malo de El rey león y no te habías dado cuenta

En la Jungla. ¿Es posible que Simba sea uno de los mayores villanos de la historia del cine y no nos hubiéramos dado cuenta? ¿Es su reino una de las dictaduras más tiránicas? ¿Eran las hienas unos pobres presos políticos?

El rey león es posiblemente una de las películas más queridas de Disney. En 1994 fue una de las más taquilleras del año -de hecho fue la segunda solo por detrás de Forrest Gump-. Simba, Timón, Pumba y Zazú fueron héroes infantiles... pero... ¿y si en realidad fueran los villanos de la película?

Vamos a recordar un poco cómo se suceden los hechos en este plagio de Kimba esta versión infantil de Hamlet. La película arranca con el nacimiento de Simba y todos los animales de la sabana yendo a rendir pleitesía a su futuro rey. El problema viene cuando Scar, el tío de Simba, da un golpe de estado, asesina al rey Mufasa y, apoyado por las hienas, se coloca él de rey. Pasa que se olvida de matar a Simba, que cuando crece decide volver al reino, cargarse a Scar, declararse rey y volver a poner todo como estaba.

Hasta aquí, todo parece bien. Scar es un asesino y está bien que Simba se lo cargue y reclame lo que es suyo. Pero vamos a ponernos el disfraz de indignadito de Twitter y vamos a mirar un poco más allá.

El reino es una dictadura digna de Corea del Norte

Fijémonos en la primera escena, que como ya hemos dicho muestra a todos los animales del reino corriendo a rendir pleitesía al recién nacido Simba, que es mostrado al mundo por Rafiki. Justo en el momento en el que lo eleva sobre sus cabezas, las nubes se abren para dejar pasar un rayo de luz. A ese culto a la personalidad que haría morirse de envidia a Kim Jong-Un se suma un rollito teocrático que firmaría alegremente Irán. Rey león por la gracia de Dios. 

Cualquiera que haya dormido una siesta con los documentales de La 2 sabe que los leones tienen la manía de comerse las gacelas y otros bichos similares. ¿Por qué carajos entonces van estas criaturas a dar la bienvenida al mundo a un león que posiblemente intente zampárselos el día de mañana?

Aquí entra en juego la propaganda estatal, o la cantinela que en la película llaman "el ciclo de la vida". Mufasa lo explica así:

La tesis del ciclo de la vida se sostiene en fake news, el "delicado equilibrio" que mantiene la naturaleza, cuando más bien la naturaleza es, en realidad, un delicado desequilibrio. Si fuese un equilibrio no habría evolución y todos seguiríamos siendo unas malditas bacterias.

Sin embargo la cantinela sirve para que toda la sociedad se mantenga en su sitio: una sociedad absolutamente clasista y que anula de forma completa al individuo. Quien nace antílope, muere antílope, sin opción a evolucionar y sin ningún tipo de elección. Una sociedad que entiende al individuo como un engranaje que solo sirve para que nada cambie. Y los leones sigan en el trono.

Vamos, que si viene un león y te come, tú te callah y lo asimilah. Porque es tu rol y punto.

Las hienas, presos políticos

¿Y quién no acepta esta organización social? Las hienas. ¿Y qué han hecho con ellas? Encerrarlas en el cementerio de elefantes para que se mueran de asco. Únicamente por tener una opinión propia. Y nadie pone lacitos amarillos por ellos. Todo lo que hace Scar es prometerles un trato igualitario y ya tiene su apoyo. Normal.

Scar tiene mala suerte durante su mandato -que teniendo en cuenta que los leones con tres años ya son adultos-, no debió de ser más de dos. Pilló una sequía del carajo que convirtió el reino en un secarral. Esa es la mayor muestra de mal gobierno por su parte que nos muestra la película. No hay ningún otro indicativo de una mala gestión por su parte.

La conspiración del clima

¿Pero puede una sequía ser atribuida al gobierno? Algunos conspiranóicos anti-Obama decían que el expresidente controlaba el clima y generaba huracanes cuando le convenía políticamente... ¿acaso Scar puede causar sequías?

¿O es Simba quien controla el clima? Y es que tras años de sequía, justo cuando derrota a Scar y se proclama rey vuelve a llover...

¿Casualidad? Demasiado parece.

El hijo de Mufasa vuelve a ser restituido en el trono y las hienas son expulsadas. Todos los animales vuelven a cumplir su papel: el de mantener el ciclo de la vida. Es decir, perpetuar la monarquía leonil, bajo pena de ser exiliado al cementerio de elefantes si no lo aceptas.

Un régimen totalitario que ni el Emperador Palpatine logró en Star Wars. Mires donde mires él está al mando.