Facebook

La Jungla

Una joven boicotea un vuelo e impide la deportación de un hombre afgano

En la Jungla. Una universitaria sueca ha impedido que un hombre afgano fuese deportado en un vuelo al negarse a tomar asiento hasta que él abandonase el avión. 

La enérgica y efectiva protesta de Elin Ersson, una estudiante sueca de la Universidad de Gotemburgo, está dando la vuelta al mundo. La chica ha impedido este pasado lunes que despegase un vuelo en el que se encontraba un solicitante de asilo afgano que iba a ser deportado.

Al subir al avión que iba a cubrir la ruta entre Gotemburgo y Turquía, la joven se negó a tomar asiento hasta que el hombre fuese evacuado del vuelo mientras retransmitía en directo su acción a través de su perfil de Facebook

Ersson forma parte de un colectivo de activistas que descubrió la presencia del afgano en ese vuelo y planificaron entonces la intervención, recoge The Guardian. El vídeo de la joven ya se ha reproducido más de 2,9 millones de veces. 

Salvar la vida de un hombre

Durante la retransmisión, Ersson pasa por diferentes fases. "No quiero que maten a un hombre solo porque ustedes no quieren perder un vuelo", decía firme al principio, para después pasar por momentos de llanto al sufrir descalificaciones por parte del resto de pasajeros y la tripulación.

"Hago lo que puedo para salvar la vida de un hombre. Mientras haya una persona en pie, el piloto no puede despegar. Todo lo que quiero es detener la deportación, y entonces cumpliré las normas. Todo esto es perfectamente legal y no he cometido ningún delito", contestaba ella a los auxiliares.

"Mandar a gente al infierno"

Uno de los pasajeros intenta arrebatarle el teléfono y la chica se enfrenta a él preguntándole si es "más importante una vida o tu tiempo", aclarando que lo que buscaba era que "salga del avión porque no está seguro en Afganistán. Estoy intentando cambiar las leyes de mi país, no me gustan. No está bien mandar a la gente al infierno".

Finalmente, las autoridades del aeropuerto sacaron al solicitante de asilo del avión entre aplausos, seguidos de Ersson, que también volvió a tierra. Es la segunda vez en este mes que un deportado afgano fue liberado de un avión en el país. 

La Junta Sueca de Migración mantiene que Afganistán es un país seguro para las personas a las que se le ha denegado el asilo. Mientras algunos medios locales han informado de la desaparición del hombre liberado por Ersson, otros recogen que está custodiado y será deportado en próximas fechas.