Donald Trump y Vladímir Putin durante la rueda de prensa este lunes en Helsinki.

Donald Trump y Vladímir Putin durante la rueda de prensa este lunes en Helsinki. REUTERS

La Jungla

Schwarzenegger llama a Trump "fideo mojado" tras su "traición" con Putin

En la Jungla. La actitud de Trump frente a Putin no gustó nada a una buena parte de los tuiteros que bautizaron la reunión como "la cumbre de la traición". Schwarzenegger y Chris Evans -el Capitán América- no han dudado en cargar con todo contra el presidente magnate. Hasta los diccionarios han insinuado que ha cometido un acto de traición.

La relación entre Trump y Rusia ha sido motivo de todo tipo de comentarios e investigaciones desde que el magnate de dorada melena tomó la presidencia de Estados Unidos a golpe de epíteto. Que si los bots rusos habían ayudado a difundir noticias falsas que le ayudaron a vencer a Clinton, que si el hackeo de ordenadores demócratas o la famosa cinta de las prostitutas orinando en la cama que había dormido Obama. Hay episodios de todos los colores.

Con esta presunta cercanía del presidente y uno de los rivales más tradicionales de EEUU, la reunión de Trump y Putin -ese superpresidente Action-Man que lo mismo participa en un partido de hockey y marca cuatro goles o se dedica a cazar osos con sus manos desnudas- estaba marcada en todos los calendarios como una charla que podía cambiar la geopolítica mundial.

La rueda de prensa posterior no es que causase ríos de tinta, causó auténticos océanos. Especialmente después de que Trump asegurase que creía la palabra de Putin por encima de sus agencias de inteligencia sobre la supuesta intervención de Rusia en los resultados electorales. 

Rueda de prensa que comenzó con la expulsión de un periodista de The Nation antes de la aparición de los líderes:

La actitud de Trump, que remarcó su admiración hacia el presidente ruso, sentó muy mal en muchos americanos, que comenzaron a usar el hashtag #TrasonSummit (la cumbre de la traición). Pero no solo fueron los tuiteros medios, esas criatura que se indignan con la misma facilidad con la que agrandan los dramas, quienes se tomaron fatal esta actitud.

El mismísimo Terminator y exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, quien tiene un largo historial de choques con Trump (el actor sustituyó al millonario como presentador de El Aprendiz), publicó un vídeo de 45 en el que lanza toda la caballería contra el presidente, empezando por uno de sus lemas de campaña: América primero.

"Presidente Trump, acabo de ver tu conferencia de prensa con el presidente Putin", comienza Arnold. "Ha sido vergonzoso, estabas ahí como un fideo mojado, como un fan. Pensaba que le ibas a pedir un autógrafo o un selfie. Has vendido a nuestras agencias de inteligencia, a nuestro sistema judicial y, lo que es peor, a nuestro país. Eres el presidente de Estados Unidos, no tendías que hacer eso. ¿Qué te pasa? ¿Dónde estaban las palabras y la fuerza de Ronald Reagan cuando en el Muro de Berlín dijo "señor Gorbachov, derriba este muro".

Pero no es el único, también el mismísimo Capitán América se lanzó contra el presidente en un momento de furia tuitera en la que no ha evitado insultar abiertamente al Comandante en Jefe.

"No sé ni qué decir hoy. Ha sido una vergüenza total. Donald Trump ha avergonzado América y debería estar avergonzado. Vergüenza para todos los que ignoran la intervención rusa en nuestra democracia por solo por el bienestar político de Trump. Una derrota total. Este idiota, marioneta, cobarde se ha posicionado con Putin por encima de nuestras propias agencias de inteligencia. ¡En un escenario mundial! ¡Basándose únicamente en la palabra de Putin! ¿Por qué? ¿Puede alguien contestarme a eso? ¿Qué diablos está pasando? Política a parte, esto es 100% anti-americano. ¿Dónde está el Partido Republicano?".

Pero no solo han sido actores quienes han criticado con dureza la postura de Trump. Dictionary.com, sin mencionar al presidente, publicó este tuit en el que se contraponía inocentemente la definición de patriota y la de traidor.

Está claro que algo ha sentado muy mal cuando hasta los diccionarios te critican.