Alexey Lyakh en primer plano y Ryker Gamble en segundo.

Alexey Lyakh en primer plano y Ryker Gamble en segundo. High On Life Instagram

La Jungla

Dos youtubers mueren en una cascada intentando salvar a la novia de uno de ellos

En la Jungla. Ryker Gamble y Alexey Lyakh, conocidos por su canal de YouTube High On Life, murieron al caer por una cascada al intentar rescatar la novia del segundo, que había resbalado y caído al río.

Ryker Gamble y Alexey Lyakh -dos de los tres miembros del canal de viajes High on Life- junto a la novia de este último, Megan Scraper, murieron el pasado día 3 al caer desde una catarata en la Columbia Británica, en Canadá.

Según explican varios testigos, la joven resbaló y cayó al río. Los dos youtubers saltaron inmediatamente al agua para intentar rescatarla, pero no tuvieron éxito y ninguno de los tres sobrevivieron tras una caída de 30 metros, según informa CTV News. Los hechos ocurrieron concretamente en Shannon Falls, la tercera cascada más alta de la región.

...is there something on my face?? 🙈

Una publicación compartida de Ryker Gamble (@rykergamble) el 25 Abr, 2016 a las 4:53 PDT

Junto a Peter Heuser -los tres eran amigos desde el colegio-, comenzaron el canal en 2012 y llegaron a amasar medio millón de suscriptores en YouTube y algo más de un millón de seguidores en Instagram.

Y realmente algunas de sus fotos son espectaculares:

Hay que decir, eso sí, que su actitud no siempre ha sido ejemplar y en algunos de sus vídeos han realizado algunas acciones de riesgo, como este vídeo en el que se les ve practicando balconing en Bali.

En sus cuentas de Instagram personales también publicaron algunos vídeos en los que se les veía en algunas situaciones límite:

El año pasado los dos fallecidos, los dos de nacionalidad canadiense, ya fueron protagonistas de una fuerte polémica -y de hecho pasaron una semana en prisión, tuvieron que pagar una multa de 5000 dólares cada uno y eliminar una serie de publicaciones de sus redes sociales- por violar las normas del parque de Yellowstone y por no respetar el medio ambiente. Además tenían prohibida la entrada en terreno público estadounidense durante cinco años.