MrGranBomba

La Jungla

Insultar con "caranchoa" sale caro: el youtuber deberá pagar 500.000€ de fianza

En la Jungla. El juicio entre el youtuber MrGranBomba y el repartidor que le dio un bofetón por llamarle "caranchoa" sigue su curso ampliando los números de las indemnizaciones: el youtuber tendrá que pagar una fianza de 500.000 euros.

Ser youtuber va camino de ser una profesión de riesgo, al menos si te dedicas al dudoso arte de realizar bromas con cámara oculta. Varios son los casos que han saltado a la opinión pública por la polémica desatada, pero fue uno el que allanó el camino a que lo de "youtuber" se convirtiese en un concepto popularmente aceptado: MrGranBomba, el repartidor, el insulto "caranchoa" y el guantazo que acaparó millones de reproducciones en YouTube. También multitud de comentarios, repercusión en la prensa y una sucesión de vistas, juicios, apelaciones y multas que ahora se cobra una nueva entrega.

Seguro que recuerdas la historia. MrGranBomba era un youtuber dedicado a hacer bromas de cámara oculta en exteriores. En una de esas bromas simuló insultar a un repartidor estresado llamándole por lo bajo "caranchoa". Fruto del momento, y dado que el repartidor llevaba el estrés a niveles tan altos que ni un curso acelerado de yoga habría sido capaz de calmarlos, este entendió que el youtuber le insultaba y le propinó uno de los guantazos más épicos registrados. MrGranBomba borró el vídeo, también su canal, pero resulta imposible borrar nada popular de YouTube: la grabación se replicó como un virus.

La sucesión de juicios posterior al vídeo terminó con una condena de 30 euros impuesta al repartidor por el guantazo. Ahora, y tras una querella impuesta por el repartidor, su abogado reclama a MrGranBomba una suma de 500.000 euros en concepto de daños morales y psicológicos recibidos a partir de la difusión del vídeo y después de que este se hiciese tremendamente viral. La juez que instruye el juicio oral entre los dos particulares ha aceptado la petición y emplaza al youtuber a que entregue una fianza con los 500.000 euros o, en caso contrario, procederá con el embargo de los bienes.

MrGranBomba no solo tendrá que abonar la fianza, el repartidor le reclama al youtuber dos penas de 21 y 24 meses que le saldrían por un total de 15.840 euros, a razón de 12 euros al día. Parecen cifras desproporcionadas para un vídeo en YouTube, pero desde la acusación argumentan que MrGranBomba obtuvo beneficios con el incidente ya que vendió su canal de YouTube, junto con sus cientos de miles de suscriptores, a la marca de gafas Hawkers. El abogado, según refleja La Información, estima dicha venta en torno al millón de euros, de ahí las cifras barajadas en las peticiones y la fianza. Además, reclama que YouTube España sea responsable civil subsidiaria.

Toca esperar al juicio y también a las argumentaciones de la defensa de MrGranBomba. Lo que queda claro es que ser youtuber, y gastar bromas a personas anónimas, no es lo más recomendable para la reputación ni para la cartera.