La Jungla

Este perro defendiendo a su dueño borracho es lo mejor que verás hoy

En la Jungla. Encontrarse con un borracho durmiendo en medio de la calzada y bloqueando el paso suele tener una solución sencilla: despertarlo. Pero no lo es tanto si tiene un perro guardián.

Los perros son los animales son capaces de perdonarnos lo que sea e incluso nos defenderán con lealtad feroz en la más vergonzosa de las situaciones. Incluso si decidimos que la mitad de la calle es el mejor lugar para dormir la borrachera, como parece que decidió la neurona de guardia de este buen hombre en Colombia. Ahí estaba él, dormido en medio de la calzada con un casco de bicicleta para darle un toque aún más surrealista.

Si un borracho bloquea una calle durmiendo, la solución parece sencilla: despertarlo y pedirle que se vaya a dormir a un sitio que no moleste y en el que posiblemente esté más cómodo que sobre el asfalto -como una cama o un sofá-. Sin embargo quienes intentaron este sencillo proceso se encontraron con una inesperada dificultad: el fiel perro del alcoholizado dormilón.

El animal estaba ahí para asegurarse que nadie le molestaba, ladrando agresivamente a todo el que se acercaba para tratar de despertar el etílico durmiente que bloqueaba el paso. Primero fue un peatón, quien ante la defensa ejercida por lo que parece ser un golden retriever se retira. Después es un policía quien trata de hacer lo propio solo para recibir el mismo saludo del perro.

El animal se sienta junto a la cara de su dueño, y le lame con cuidado. Finalmente, entre los lenguetazos del animal y las palabras del policía, el bello durmiente recupera la presencia de ánimo, un alma cándida le retira el casco para su mayor bienestar, y se reincorpora a pesar de que el mundo seguía moviéndose demasiado para su gusto a su alrededor.