En su canal de YouTube cuelgan todo tipo de vídeos donde muestran sus proezas

En su canal de YouTube cuelgan todo tipo de vídeos donde muestran sus proezas

La Jungla

No vas a creerte cuántos tiros limpios aciertan estos cinco amigos

En la Jungla. Los talentos más ridículos pueden acabar por convertirse en nuestra forma de vida, como le ha ocurrido a estos cinco surrealistas encestadores.

Si hay algo que acumulamos los humanos es una colección asombrosa de talentos aparentemente inútiles que desarrollamos, únicamente, para el regocijo de todos los que nos rodean, que nos miran boquiabiertos entre estupefactos y atrapados por la tontería.

Ahora, además, todos estos trucos pueden llegar a cada rincón el planeta si nos venimos arriba y los grabamos, así que nuestras tontunadas íntimas podrían acabar por globalizarse y hacernos famosos.

¿Cómo sacarles partido?

Alguna de estas destrezas, aunque absurdas, acaban dando frutos en forma de proeza, como la de estos cinco amigos (y un panda) que son capaces de encestar cualquier objeto por muy surrealista que nos parezca.

Sí, también meten alguna canasta en su vídeo, pero lo realmente fascinante es que encajan en su sitio cosas tan inverosímiles como un anillo, unas llaves, vasos e incluso una pequeña grúa, entre decenas de cosas más.

Sus trucos, seguidos en su canal de YouTube por más de 20 millones de suscriptores, son sorprendentes y reales, de hecho, algunas secuencias las repiten en cámara lenta para que veamos que no hay ni trampa ni cartón.

También, para que comprobemos que son humanos y no robots, nos sacan de dudas incorporando al final alguna de las tomas falsas.