El portavoz adjunto de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián.

El portavoz adjunto de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián. Javier Etxezarreta Efe

La Jungla

Rufián se hace el listo con la orden de extradición a Puigdemont y... ¡zasca!

En la Jungla. El diputado de ERC ha tuiteado uno de esos mensajes con comparativas que tanto le caracterizan, pero lo único que ha conseguido es quedar en evidencia. 

El viaje de Puigdemont a Dinamarca se ha convertido en el tema del día. Todo Twitter ha decidido desempolvar Hamlet y lanzarse a tuitear citas shakesperianas. ¿Todo Twitter? ¡Todo no! Gabriel Rufián no ha querido perder ese estilo propio que le caracteriza y ha optado por apostar por una clásica falacia de falso dilema que tanto le gusta.

O ¿igual no es tan falso dilema? ¿Es verdad que igual sabemos más de la orden de extradición a Puigdemont que la de Martín Villa... empezando por él...

Y es que para sorpresa de Rufián, la orden de detención contra Rodolfo Martín Villa no tiene nada que ver con los muertos de la Guerra Civil y la razón son muertos, pero bastantes menos de los que le imputa el diputado de ERC.

Aunque, desde cierto punto de vista el tuit de Rufián demuestra su propio mensaje: él es el primero que sabe más de la orden de extradición de Puigdemont que de la de Martín Villa.

La justicia argentina le considera responsable de 5 muertes

La orden de detención contra Martín Villa por parte de la justicia argentina son en realidad a causa de la matanza de Vitoria del 3 de marzo 1976. Pocos meses después de la muerte de Franco, la policía armada desalojó la Iglesia de San Francisco de Asís, en la que se habían reunido cerca de 4000 obreros en huelga para celebrar una asamblea.

La policía usó gas lacrimógeno y fuego real durante su actuación. Causando cinco muertos y 150 heridos de bala. Pedro María Martínez, Francisco Aznar Clemente, Romualdo Barroso Chaparro, José Castillo y Bienvenido Pereda perdieron la vida en el asalto a la iglesia. Rodolfo Martín Villa era Ministro de Relaciones Sindicales y la jueza argentina Maria Servini le consideró responsable de la matanza.

En 2014 la Interpol emitió una orden de captura contra Martín Villa y otros exministros franquistas, aunque en julio de 2014 la orden fue revocada.