El puente de Westminster, en Londres.

El puente de Westminster, en Londres.

La Jungla

El problema porno del parlamento británico: 24.000 búsquedas en 5 meses

En la Jungla. En mitad del escándalo del exnúmero dos de Theresa May, acusado de tener pornografía en sus ordenadores, el Parlamento británico sigue registrando numerosos intentos de accesos a web de contenido adulto.

Desde junio a octubre del pasado año, el Parlamento británico ha registrado 24.473 intentos de acceder a sitios webs de contenido pornográfico, según los datos que oficiales de la Asociación de la Prensa recogidos por The Guardian.

Eso supone que, mediante los ordenadores y otros dispositivos conectados a la red de la cámara inglesa -que utilizan los propios políticos además del personal-, se ha intentado ver porno 160 veces al día durante cinco meses.

Ya en 2016 el sistema bloqueó el acceso de 113.208 intentos de visualizar contenido para adultos, unos 100.000 menos que en 2015, cuando se detectaron un total de 213.020.

Los Lores y los Comunes no escarmientan

Estos datos llegan en mitad de los escándalos sexuales con epicentro en Westminster que llevaron a la primera ministra, Theresa May, a despedir a su número dos, Damian Green, después de que la Polícia encontrase material pornográfico en los ordenadores de su despacho.

Sin embargo, parece que los políticos no se dan por aludidos y este mismo septiembre el sistema registró un importante repunte con 9.467 solicitudes frustradas desde las cámaras de los Lores y los Comunes, aunque las autoridades defienden que la mayoría de los intentos no son deliberados.

"Hay 8.500 computadoras en la red parlamentaria, que son utilizadas por parlamentarios, compañeros, su personal y el personal de ambas cámaras. Esta información también cubre los dispositivos personales utilizados cuando se conecta al wifi de invitados del parlamento”, concluyó un portavoz parlamentario.