La Jungla

Incluso Netflix ha trolleado al anuncio de Lotería de Navidad

En la Jungla. El anuncio de la Lotería de Navidad, dirigido por Alejandro Amenábar, mezclando el sorteo con una extraña historia de amor con una extraterrestre muda, no ha dejado indiferente a nadie. Incluso Netflix a aprovechado para trollear.

El anuncio de la Lotería de Navidad es un clásico de estas fechas y últimamente la creatividad de los publicistas no deja indiferente a nadie. Durante muchos años, hasta 2008, el "Calvo de la Lotería", interpretado por Clive Arrindell, fue el protagonista indiscutible a ritmo de Doctor Zhivago. Sin embargo, en 2008 se decidió prescindir de él y desde ese momento todo dado un giro muy raro.

Quizá el de 2013 parecía insuperable, con aquellas caras de Montserrat Caballé o Raphael convirtieron un inocente musical navideño en un terrorífico aquelarre digno de La Semilla del Diablo. Desde aquel fiasco -en el que Monserrat Caballé llegó a acusar al maquillaje de ser las culpables de sus muecas-, la Lotería ha seguido el camino de explicar historias, ya sea la del camarero que guarda el número al cliente de toda la vida o la abuela con Alzheimer que pensaba que le había tocado el gordo. Este año han rizado el rizo con una loca historia de amor y extraterrestres dirigida por Alejandro Amenábar.

Si tienes tiempo, siempre puedes ver la versión íntegra de este extremadamente cursi publi-cortometraje:

¡20 minutazos de anuncio! Quizá se nos está yendo de las manos esto de crear "relatos" para vender cosas. Es decir, estoy dispuesto a regalar 30 segundos de mi vida, pero ¡20 minutos! En ese tiempo Puigdemont tiene tiempo de proclamar y suspender 150 Repúblicas Catalanas. 

Incluso Netflix ha trolleado a la Lotería de Navidad:

Y claro, cuando mezclas que te toque la lotería con extraterrestres el mensaje está claro: 

Además, parece que, con los nuevos participantes, bajan tus posibilidades:

Si es demasiado largo, siempre te lo pueden resumir en un gif:

Como toda gran obra de arte, cuenta con unos referentes claros:

El anuncio marca el comienzo de la temporada televisiva navideña, en la que nos van a invadir los turrones y con villancicos que tratarán que nos explote la cabeza. Algunos esperaban un final más adecuado:

No podía faltar el meme del año:

Al final, por muy raro que parezca, todo tiene una explicación:

Y, evidentemente, lo predijeron Los Simpson: