La OCU recomendando a las mujeres en el paro tener hijos

La OCU recomendando a las mujeres en el paro tener hijos

La Jungla

¿Qué puedes hacer si eres mujer y estás en el paro? Según la OCU, ser madre

En La Jungla. La OCU tiene una revista en la cual se dan consejos. En una de sus páginas hay uno que llama la atención especialmente. Volvemos al siglo XIX.

Los consejos que nos podemos encontrar en las revistas de ciertas asociaciones suelen ser de lo más básico que hay. Hay que reconocer que no siempre es fácil crear contenido bueno, original e interesante para estas publicaciones. Uno esperaría encontrar, por ejemplo, cómo cepillarse los dientes en una revista de odontología o cómo cocinar sin grasas en una de endocrinos. Pero lo de hoy en la revista de la OCU es para quedarse boquiabiertos.

Tal y como se puede leer en la fotografía se recomienda a las mujeres que se quedan en el paro intentar quedarse embarazadas, porque un sueldo menos en casa y un futuro incierto son buenos indicadores para traer un niño a este mundo, como todos sabemos. Pero es no es lo más indignante.

Lo peor es que lo entiendo, y seguro que muchos de vosotros y vosotras también. Entiendo que alguien piense que una mujer tiene que aprovechar una pausa forzosa en su vida laboral para dedicarse totalmente a ser madre. Y eso es lo más triste de todo: no concebimos lo uno con lo otro.

La frase "por miedo a perder oportunidades laborales" es demoledora. No nos damos cuenta pero en lugar de promover y festejar la maternidad, la estamos castigando. No puede ser que una sociedad avanzada castigue al único ser capaz de crear vida con el despido, como si llevar a una persona en el vientre no fuese suficiente.

Seguramente quien hizo este párrafo con esta idea no se de cuenta, ni quien lo aprobó ni quien lo publicó tampoco. Y mucha gente que lo lea tampoco se de cuenta pero esta idea de "buscar un hijo en el paro porque así no me meto en líos con las empresas" es lo más retrógrado que he leído en mucho tiempo. Lo próximo podría ser, perfectamente, pedir permiso al capataz para comer un bocadillo o trabajar tan solo 10 horas.