Una perra lleva a cuestas su cría calcinada durante los incendios de Galicia

Una perra lleva a cuestas su cría calcinada durante los incendios de Galicia Salvador Sas EFE

La Jungla

La dramática foto de la perra con su cría calcinada en los incendios gallegos

En la Jungla. El animal no pudo hacer nada para proteger a la cría de las llamas, pero el instinto maternal le hizo buscar los restos. Luego no se quería separar 

Los incendios de Galicia nos han dado una enorme cantidad de imágenes dramáticas, desde el cielo encapotado de las ciudades, cadenas humanas llevando cubos de agua para apagar los incendios y alumnos que se niegan a realizar exámenes al día siguiente. Pero hay una que tremendamente estremecedora: la de una perra que lleva los restos calcinados de su cría.

La imagen fue captada por el fotógrafo de la agencia EFE Salvador Sas en la zona de Chandebrito, en la provincia de Pontevedra, donde dos personas perdieron la vida a causa de los fuegos.

La perra no pudo hacer nada por proteger a su cría de las llamas, sin embargo su instinto maternal hizo que buscase entre los escombros hasta recuperar el cuerpo. Luego no se quería separar del cuerpo. Una estampa atroz que muestra como las consecuencias del incendio de una forma mucho más conmovedora que cualquiera de las que puedan incluir humanos.

El oso pardo, también afectado por los incendios

Oso pardo con sus crías

Oso pardo con sus crías iStock

Más allá de la fotografía de esta perra, la vida salvaje está sufriendo enormemente con estos incendios. Tal y como denuncia la Fundación del Oso Pardo, los incendios extendidos por Asturias han afectado zonas muy importantes para esta especie. "En el Alto Sil leonés la pérdida ecológica es también elevadísima en los municipios de Villablino, Palacios del Sil y Páramo del Sil, cuyos montes albergan asimismo un importante núcleo reproductor de oso pardo. Uno de los incendios más graves ha arrasado los montes en donde mas de una veintena de osos se habían concentrado para alimentarse de bellotas, entre ellos cuatro osas con sus crías."

La fundación no cree que el incendio comenzase en esta zona por casualidad. " Un comportamiento criminal de esta magnitud merece una investigación de los hechos en profundidad que culmine con la detención de los responsables y sea castigado con toda la contundencia que merecen quienes ponen en peligro vidas humanas, propiedades y el patrimonio natural que pertenece a toda la sociedad", denuncian.