¡Visca Barcelona lliure!

¡Visca Barcelona lliure! Tomas Sereda

La Jungla

¿Una Barcelona independiente de Cataluña? Hay gente que quiere hacerlo

En la Jungla. Indepes del independentismo. Así se podría definir a una plataforma que defiende la creación de una nueva comunidad autónoma independiente de Cataluña: Tarbarnia que incluiría las ciudades de Barcelona y Tarragona.

Cada cierto tiempo, navegando por la red, uno se encuentra con páginas web, blogs o cuentas en redes sociales que no sabe si van en serio. La Ley de Poe es una de esas gotas de sabiduría nacidas en la red, en 2005, dentro del contexto de una discusión sobre el creacionismo. Nathan Poe aseguró que "sin un emoticono que guiñe un ojo o alguna otra muestra clara de humor es completamente imposible parodiar a un creacionista de tal manera que alguien no lo pueda llegar a confundir con uno de verdad". Tabarnia es una idea que encaja dentro de esta categoría, difícil de saber si la gente que lo propone realmente lo piensa o solo están de cachondeo.

En resumidas cuentas, lo que propone la plataforma Barcelona is not Catalonia es que la zona de Barcelona se independice del resto de Cataluña. "Cataluña se compone de dos zonas claramente diferenciadas desde el punto de vista económico, lingüístico, identitario, poblacional y social. La división administrativa actual no se corresponde con la realidad, y por tanto es necesario cambiarla". Aluden a una zona rural, con una menor población, menos actividad económica y con un voto independentista mayor, frente a la Barcelona urbana, cosmopolita, que concentra casi todo el beneficio económico.

Mapa de Tabarnia

Mapa de Tabarnia

Consideran que Barcelona es expoliada por el resto de Cataluña y que por lo tanto debe constituirse en una comunidad autónoma independiente, con se declare la independencia catalana o no. Los miembros de la asociación están de acuerdo con esto por unanimidad, pero todavía hay división de opiniones sobre si se debería incluir Tarragona y la franja que une ambas ciudades -de características similares-. Esto daría lugar a Tabarnia, una región cuyo nombre surge de mezclar Tarragona, Barcelona y demasiado alcohol (suponemos que por eso suena mucho a "taberna").

Cataluña nos roba

Según explica la organización en su web, el embrión nació en 2009, tras la publicación de un manifiesto llamado "Rubricatum" -no hemos podido encontrar íntegro-, firmado según dicen por "un centenar de expertos en el que se solicitaba a la Generalitat un trato justo para Barcelona". “No es lógico ni razonable que si la Generalitat recauda en Barcelona y su área metropolitana el 87% de sus ingresos solo invierta el 59%”.

Una de las numerosas pintadas del área metropolitana de Barcelona, según cuentan en Bcnisnotcat

Una de las numerosas pintadas del área metropolitana de Barcelona, según cuentan en Bcnisnotcat bcnisnotcat.es

La asamblea constituyente de la organización tuvo lugar el día de la Mercè de 2012 -24 de septiembre-. Tras participar en diversos actos en favor de la unidad de España, "algunos de sus miembros terminaron por escindirse uniéndose después a otras organizaciones, como por ejemplo, Societat Civil Catalana. Ello provocó que la actividad de la plataforma casi se paralizara, pues parecía que pocos vieran factible e incluso que tomaran en serio la propuesta de reformas". ¿Quién hubiera dicho que no se les tomaría en serio?

Pese a todo, aseguran que "actualmente Barcelona is not Catalonia está viviendo una etapa de fuerte expansión. Son miles los ciudadanos que se están interesando por la plataforma y se ha empezado a haber contactos a nivel político".

Argumentos: ninguneo al dominio .bcn y una ley electoral injusta

Ademas del expolio que Cataluña realiza a Barcelona, los independestistas barceloneses apuntan también a la deuda que la Generalitat mantiene con el ayuntamiento, de 600 millones de euros y una ley electoral injusta en la que un voto de Lleida vale 2,3 veces más que el de Barcelona.

También apuntan al ninguneo por parte de la Generalitat al dominio .bcn, que vetó para cualquier uso que no sea del consistorio. Según dicen los responsables de la plataforma, lo hicieron porque barrería en relevancia al .cat impulsado desde la Generalitat.

La idea, de esas locamente locas que solo llegan a tener una cierta relevancia porque Internet es así. Pero tomada como parodia, como reducción al absurdo del argumentario indepe, da algunos golpes para nada desatinados.