Leticia Sabater presenta también en la noche electoral francesa

Leticia Sabater presenta también en la noche electoral francesa Twitter

La Jungla

Los otros bailes, con sabor español, que 'se marcó' Le Pen: del 'Aserejé' al 'Toma Pepinazo'

En la Jungla. La candidata a la presidencia de Francia no solo lo dio todo en la fiesta de su partido. Una cuenta en Twitter se la imaginó bailando todo tipo de ritmos. 

A pesar de la derrota, la noche electoral en Francia no dejó una imagen apagada o triste de Marie Le Pen. A la candidata del Frente Nacional (FN) -que tras reconocer la derrota aseguró que su resultado era "histórico y masivo"- se la pudo ver bailando junto a su equipo al ritmo de los Village People o de Jean-Jacques Goldman. 

Las imágenes, difundidas por las televisiones locales, se convirtieron rápidamente en uno de los momentos más compartidos en las redes sociales

Pero los bailes que se marcó Le Pen en la fiesta de su partido no fueron los únicos que se compartieron en Twitter la noche de las elecciones. Tras conocerse el resultado electoral resurgió uno de los memes que se hicieron más populares tras el último debate de los candidatos: el momento en que Le Pen movía sus brazos a uno y otro lado y se burlaba en plan "uuhh, qué miedo" de la demonización que se hacía de las intenciones de su partido. 

El gesto, inspiró una cuenta propia en Twitter Marine dances to (Marine baila por), que puso a la política a bailar todo tipo de melodías, desde el Toma Pepinazo de Leticia Sabater, al Aserejé de Las Ketchup: 

Pero el tema que más éxito tuvo tras conocerse los resultados de las votaciones fue el Europe is living a celebration  con el que Rosa, la ex-concursante de Operación Triunfo, representó a España en Eurovisión en 2002. 

En el repertorio tampoco podía faltar otro rostro eurovisivo, Edurne. Y, por supuesto, el que lleva camino de convertirse en la canción del verano: el Despacito de Luis Fonsi.  

Una noche electoral da para mucho y a Le Pen le dio tiempo también a convertirse en diva pop y meterse en la piel de Lady Gaga, Madonna o Britney Spears.