El reportero se burló de dos aficionados de origen asiático en tono denigrante.

El reportero se burló de dos aficionados de origen asiático en tono denigrante.

La Jungla El Clásico

Campaña para tumbar la cuenta de Álvaro Ojeda por vejaciones racistas: "Hala, p'al badulaque"

En la Jungla. El periodista humilló a dos aficionados de origen asiático y se enfrenta a denuncias en serie en la Red por incitación al odio mientras en paralelo denuncia amenazas de muerte.

La polémica de grano grueso es el ingrediente principal del periodista deportivo Álvaro Ojeda pero, para los usuarios de Twitter que lo catapultaron en la noche del lunes a Trending Topic, ha cruzado el límite inaceptable del racismo. Tras el clásico, Ojeda grabó un vídeo para tomar la temperatura de los aficionados madridistas que todavía digerían el gol de la victoria por la mínima de Leo Messi. Quizás buscando desquite, el polémico reportero decidió tomarla con los madridistas no lo bastante "españoles".

Así, tras mandar "a dormir" a una aficionada del Barça ("hay que darle caramelitos a esta gente") en el vídeo publicado en OKDiario, Ojeda pasa a hablar con un aficionado del Real Madrid que le dice que procede de Rusia. "¿Ruso? La madre que te parió, cabrón" - replica el reportero, aparentemente cordial. Después de sacarle un parecido un tanto peregrino con Leslie Nielsen, "el actor de Aterriza como puedas", se despide agradeciéndole su tiempo. Pero mientras el hombre intenta explicarle que no entiende el español, Ojeda cambia radicalmente de tono: "Que tú no has visto al Madrid en tu vida, tú has venido aquí a robar". Apuntilla: "Seguro que lleva la del Barça debajo".

La última entrevista es para dos aficionados de origen asiático. "Estamos viendo a dos madridistas desde chiquiticos, se han criado en Lavapies de toda la vida" - ironiza, mencionando extrañamente uno de los barrios con mayor proporción de residentes de origen inmigrante. Mientras los entrevistados afirman haber visto un "big match", Ojeda insiste en su "carné de toda la vida, desde chicos" para satirizar, por su condición de extranjeros, su verdadera afición por el club.

Uno de ellos toca entonces la bocina que lleva con la nariz. "Muy bien. Así nos vas a sacar tú de la crisis, compadre" - reacciona Ojeda, que ha pasado a considerarlos trabajadores inmigrantes. Mientras los aficionados intentan hablar del partido, el reportero les corta en un idioma que no entienden: "¡Hala, p'al badulaque!", en referencia al supermercado de Los Simpsons regentado por Apu, el tendero de origen indio.

La última provocación de Ojeda ha dejado un flanco descubierto: la política de control de abusos de Twitter, draconiana en lo que se refiere al uso de lenguaje y actitudes racistas. La red social no censura de motu propio, pero sí puede suspender preventivamente una cuenta si recibe suficientes reportes por vulneración de sus normas. Y eso es lo que están haciendo los usuarios indignados: denunciar a Ojeda por incitación al odio.

 

"Tu cabeza en una estaca"

El escándalo por el vídeo ha resucitado una rivalidad enconada: la que mantiene Álvaro Ojeda con el 'youtuber' Wismichu. El periodista ya le había denunciado por amenazas en 2016 por un vídeo en el que le amenazaba mientras blandía una pistola ("Voy a por tí") por haber insultado a los jugadores de Pokémon. La sentencia, sin embargo, le dio la razón al 'youtuber' que se despachó a gusto, calificando al reportero de "experto en cagarla": "Facha, manipulador, demagogo y, sobre todo, un tío que dice mucho carajo".

El vídeo ha indignado a Wismichu que, recordando a sus amigos licenciados en periodismo que están en paro, terminaba deseando a Ojeda "su cabeza en una estaca" y retándole a volver a denunciarle.

Ojeda ha remitido el tuit tanto a la Policía Nacional como a la Guardia Civil y pedido auxilio, algo que no ha impresionado a Wismichu.