El mapa muestra los distintos tocamientos que una mujer recibe a lo largo de su vida.

El mapa muestra los distintos tocamientos que una mujer recibe a lo largo de su vida. @cheezitfan1 Twitter

La Jungla

Mapa del acoso sexual: la obra de arte que muestra cómo queda marcado un cuerpo para siempre

En la Jungla. Un cuerpo desnudo sobre el que vemos marcas de manos y dedos en distintos colores denuncia el imborrable recorrido que deja el rastro de "alguien a quien dije que no". 

Noticias relacionadas

“Pretendía visualizar el impacto duradero que tienen los tocamientos físicos en un individuo”. Así presentaba al mundo la artista Emma Krenzer, de 19 años, su proyecto ‘The Prompt’. Una fotografía en blanco y negro de un desnudo femenino a tamaño real sobre el que podemos ver en distintos colores restos de huellas de manos por todo su cuerpo. Manos y dedos que han tocado sus muslos, brazos, vientre, cabeza y entrepierna a lo largo de su vida dejando una marca que no era visible hasta ahora. Especialmente la de su agresor sexual.

En base a las vivencias narradas por la modelo, Krenzer ha trazado un escalofriante mapa. “He creado un mapa con los tocamientos humanos que un humano recibe para demostrar que su impacto es duradero”, explicaba en el tuit que no ha dejado indiferente a nadie y que ya cuenta con más de 133.000 retuits y cerca de 310.200 'me gusta'.

Una leyenda titulada 'Tocamientos de', acompaña la imagen atribuyendo distintos colores a los restos de acercamientos y tocamientos producidos por su madre, su padre, sus hermanos, sus amigos, sus novios o, una de las categorías más espeluznantes que invaden de un intenso color rojo sus zonas más íntimas, “alguien a quien dije que no”. El color que invade las zonas más intimas de la modelo, es precisamente el de la imborrable huella de su agresor. La autora ha querido dar un especial protagonismo a esta tonalidad en la zona de la cabeza de la modelo para remarcar el daño mental que le ha provocado aquel terrible suceso.

@cheezitfan1 Twitter

Krenzer, estudiante de la Universidad Wesleyan de Nebraska, no podía imaginar el impacto que tendría su obra que, asegura en su propio perfil de Twitter, “tenía en la cabeza desde hace años”. Fue precisamente después de la Marcha de las Mujeres, a la que asistió acompañada de amigas y familiares y de la inmensa multitud de mujeres y hombres que salieron a las calles para clamar contra las políticas de Trump en EE.UU., cuando publicó en la red la imagen de su mapa.

‘The Prompt’, que podría traducirse como ‘el aviso’, es un un proyecto “desgarrador” que “busca concienciar y visualizar realmente el impacto de por vida que tiene el tacto en un individuo”, explicaba la joven artista en sus redes sociales donde aprovecha para anunciar que su intención es que más personas accedan a colaborar para poder contar sus vida a través de los acontecimientos (o, digamos, tocamientos) que les hayan marcado.

“Algunas personas me han confesado que estallaron a llorar después de ver la obra y otras tantas no dejan de agradecerme haberla creado. Realmente no tengo las palabras para describir cómo me hace sentir todo esto”, reconoce en una entrevista en Buzzfeed: “Creo que la honestidad, franqueza y vulnerabilidad de la misma reside en el hecho de permitir que otras personas se abran y también se muestren vulnerables”.