Cuándo fue la última vez que hiciste lo que te salió de los huevos?, pregunta Vidal.

"Cuándo fue la última vez que hiciste lo que te salió de los huevos?", pregunta Vidal. NoHayHuevos.org YouTube

La Jungla

"No hay huevos": el sorprendente mensaje de Navidad del actor Nacho Vidal

En la Jungla. La mítica figura del porno protagoniza una original campaña solidaria para recaudar fondos para Chrysallis, la Asociación de familias de menores transexuales.

¿Qué es lo que ha hecho avanzar al ser humano? ¿La inteligencia? ¿La espiritualidad? ¿La tecnología? ¿La solidaridad? ¿El karma? ¿Los ‘likes’? No. Lo que nos llevó a pisar la Luna, a curar enfermedades o a desafiar lo imposible es “aquel momento en el que una persona le dijo a otra: ‘¿a que no tienes huevos?’”. Bajo esta pregunta, Chrysallis, la Asociación de familias de menores transexuales, ha lanzado una genial campaña llamada 'No hay huevos' cuyo protagonista y principal impulsor es Nacho Vidal, padre de una niña transexual y miembro de la asociación.

"¿Cuándo fue la última vez que de verdad hiciste algo que te salió de los mismísimos huevos?", pregunta el actor porno en el spot de la campaña que busca recaudar fondos a través de este original regalo para Chrysallis. La asociación lucha cada día para que se reconozca la identidad de los jóvenes transexuales en la sociedad ofreciendo, además, apoyo y asesoramiento a las familias. "Los huevos que a veces nos faltan, son los huevos que estas familias le echan".

“La vida va de echarle huevos, de ser uno mismo o una misma. De vivir como sientes”. Con este mensaje nos proponen un regalo navideño tan original como especial: dos huevos con un mensaje personalizado mediante corte láser que simbolice todo aquello que le gustaría hacer a quien reciba la caja y no hace.

“Entendemos los huevos como un concepto unisex muy arraigado en nuestra lengua que proviene de una visión binarista de los cuerpos y las masculinidades. Para nosotros, la expresión representa la libertad y valentía de hombres y mujeres para hacer con sus vidas lo que les dé la gana”, explican en la descripción del vídeo.

Que existan hombres con vagina y mujeres con pene es algo natural. No es una desviación ni una anormalidad.

En Chrysallis han decidido apropiarse del término y desligar su significado del machismo puro y duro. “Precisamente porque sabemos que tener o no huevos, no es cosa ni sólo ni necesariamente de hombres”, explican. “No somos machistas, la expresión, por suerte o por desgracia, es así. Lo importante es la libertad que representa”.

“No son ningún error de la naturaleza. Son un maravilloso acierto”

“Gritar que eres un chico o una chica con todas tus fuerzas tengas lo que tengas entre las piernas. Vaya par de extraordinarios y admirables huevos, sí señor", proclama Vidal en el spot. Desde Chrysallis quieren que de una vez por todas se superen aquellas creencias aún instauradas en nuestra sociedad que defienden que las personas transexuales están atrapadas en un cuerpo que no es el que les corresponde: “Ni son niños que quieren ser niñas, ni son niñas que quieren ser niños. Son niñas y niños transexuales. No son ningún error de la naturaleza. Son un maravilloso acierto”.

Nohayhuevos.org Facebook

La asociación se creó en 2013 con seis familias con esta problemática. “En tres años hemos superado las 400”, cuenta Natalia Aventín, su presidenta, al otro lado del teléfono. El colectivo se dedica a buscar soluciones a las barreras sociales y legislativas que se encuentran en el día a día. “El problema que teníamos, sobre todo al principio, es que la realidad de los niños transexuales no existían. Era algo que sucedía como el que cumplía 18 años. Llegada esa edad te convertías y ya está”, explica. “Las personas nacemos hombres o mujeres, y en ese proceso hasta la mayoría de edad había unas infancias y juventudes muy duras”, añade.

“Que existan hombres con vagina y mujeres con pene es algo natural. No es una desviación ni una anormalidad”, insisten. Al nacer, se nos registra en un sexo -hombre o mujer- por interpretación visual de nuestro genitales, pero la identidad sexual de las personas reside en el cerebro y “es el sentimiento íntimo de ser hombre o mujer ninguna de las dos cosas o ambas” el que determina nuestra condición.

Antes la realidad de los niños transexuales no existían. Era algo que sucedía como el que cumplía 18 años. Llegada esa edad te convertías y ya está.

En la gran mayoría de los casos se acierta, pero en el caso de las personas transexuales se produce un grave error que tendrá consecuencias fatales para la persona desde su infancia. “Se trata de personas que no encajan en ningún sitio, con una identidad que no se corresponde con lo que se esperaba de ellas”, subraya Aventín.

Conscientes de la desinformación que existe al respecto, desde Chrysallis proveen de todos los conocimientos y procesos que se pueden llevar a cabo, incluyendo ayuda psicológica tanto para los niños como para las familias.

Así, en todo este tiempo han conseguido algunos logros significativos respecto a identidad e igualdad social en la legislación española así como diversos protocolos protocolos sanitarios y educativos para tratar a estos menores. Pero nunca es suficiente para una sociedad a la que le queda mucho por avanzar en esta materia. “Para conseguirlo, ahora nos toca vender muchos huevos”, finaliza Aventín.