Como en todos los sectores, el mundo de los youtubers y los streamers no es homogéneo. Ni ellos ni sus opiniones sobre cómo gestionar los pagos de sus impuestos en España. Es el caso de Ibai Llanos (Bilbao, 1995) y Rubén Doblas Gundersen, El Rubius, (Mijas, Málaga, 1990), quienes recientemente han sido tendencia por sus decisiones y declaraciones sobre la fiscalidad española. Llanos, en una muestra de patriotismo, indica que le da “igual” pagar casi la mitad de lo que ingresa a Hacienda porque “es normal que a la gente que gana mucha pasta y es más rica, le quiten muchísimo dinero”. El Rubius, sin embargo, ha decidido mudarse a Andorra con el objetivo de tributar menos. La polémica está servida.

Noticias relacionadas

Y es que la Hacienda española aplica un 47% del tipo máximo del IRPF para los ingresos de más de 300.000 euros. En Andorra, no obstante, es apenas de un 20%. En cuanto al impuesto de sociedades, el porcentaje es el mismo frente al 25% de España, informa EL ESPAÑOL. Por ello, las ventajas fiscales de las que se beneficiará El Rubius cuando se traslade al vecino país son evidentes. Pero no le “preocupa”. “Sé que habrá gente que me critique”, indicaba el youtuber español con más seguidores en el mundo cuando anunció su huida.

Ibai podría hacer lo mismo, ya que el comunicador vasco gana, aproximadamente, 1,3 millones de euros cada año, pero defiende no hacerlo. “Si no me he ido a Andorra ha sido porque no me ha dado la gana. Yo tributo aquí porque estoy bien. Yo vivo de puta madre igual, aunque me quiten la mitad. Me da igual lo que me quiten, me parece normal que a la gente que gana mucha pasta le quiten mucho dinero. Y como yo, hay muchos youtubers que piensan lo mismo y por eso no se han ido a Andorra”, aseguraba a mediados este mes de enero el popular streamer. De hecho, este miércoles, en el programa La Noche D, dirigido por Dani Rovira y emitido en TVE, Ibai ha desvelado que de momento sólo “viviría en Barcelona, Bilbao o Madrid; en ese triángulo”.

Pero El Rubius, con casi 40 millones de suscriptores en su canal y unos ingresos anuales de 4,3 millones de euros, se va. Se va al no considerar que haya una relación “equilibrada entre el Estado y el ciudadano”, ha explicado en una carta compartida por él mismo. Eso sí, puntualiza que no quiere “dar un mal ejemplo a los más jóvenes, haciéndoles pensar que no hay que pagar impuestos”. De hecho, Doblas Gundersen opina que “pagar impuestos es contribuir con tu aportación al progreso y la prosperidad del país donde resides”. Pero la aportación que hacía en España durante al menos 10 años, a su modo de entender, era demasiada.

De ahí su decisión de volar a Andorra, con la que se embolsará varios millones de euros limpios. Aunque El Rubius piense que tributar ayuda al progreso de un país, lo cierto es que del dicho al hecho hay un trecho. Su colega de profesión Ibai, en todo caso, entiende la decisión de los youtubers de irse al país pirenaico para pagar menos impuestos: “Sé que muchos de los que criticáis a los que se van a Andorra, probablemente el 90 ó 95%, estando en nuestra situación, os iríais porque es un país que está a dos horas y la diferencia de dinero es abismal”. Pero él no se va. No se va por ética y porque le “parece un buen acto tributar aquí, como lo hace todo el mundo”, ha dicho.

El ascenso de Ibai

Lo que es innegable es que los éxitos de Ibai Llanos de un tiempo a esta parte son incontables. Todo empezó en 2014 cuando el joven comunicador, que entonces tenía sólo 19 años, comenzó a popularizarse entre los jugadores de videojuegos a causa de que jugaba —y comentaba— partidas de League of Legends, uno de los juegos de ordenador más populares de Internet en los últimos años. De hecho, eso le llevaría a narrar varios deportes electrónicos en la Liga de Videojuegos Profesionales (LVP).

La verborrea, la gracia innata y la constancia del streamer hacían —y hacen— que Ibai cada día, cada minuto, tenga un nuevo seguidor en sus canales. Gota a gota. Sin pausa, pero sin prisa. Hasta el punto de que, al cierre de este artículo, el comunicador vasco tiene más de cinco millones de seguidores en sus cuentas de YouTube y Twitch.

Pero su vida no ha sido siempre fácil. El cambio duro en su vida llegaba en 2016 cuando, con 21 años, Ibai cambiaba su Bilbao natal por Barcelona, apostando todo por un sueño: trabajar a tiempo completo como locutor de la LVP. Su salario, en ese momento, rondaba los mil euros, informa El País, y el horizonte que se abría ante Ibai era inseguro. Todo podía salir bien. O no.

Ibai Llanos es uno de los creadores de contenido que más han crecido. Ibai Llanos Omicrono

Pero la suerte sonrió a Ibai Llanos, ya que, a base de trabajo, se convirtió en la voz española comentadora de videojuegos más importante de este país. Sus ingresos, a la par, crecían, e Ibai religiosamente abonaba a Hacienda lo que le iba correspondiendo. Hace un año, en febrero, cuando los primeros casos de Covid-19 se registraban en España, el streamer decidió un nuevo giro de vida: dejar la LVP y comenzar a crear contenidos propios para el equipo G2 Esports.

Y la pandemia estalló. España, en particular, comenzaría el primer estado de alarma —y el confinamiento— el pasado 14 de marzo, un hecho que aupó a Ibai, ya que los internautas, al salir menos, dedicaban mayor tiempo a consumir los contenidos del comunicador. Desde entonces, el streamer ha cobrado tanta relevancia que ha sido capaz de entrevistar en exclusiva, entre otros, tanto a jugadores de relevancia de la NBA como Pau y Marc Gasol, como a C Tangana el mismo día en el que El Madrileño sacó su éxito Tú me dejaste de querer.

Y ahora todos miran a Ibai Llanos. Por ejemplo, es ya una de las caras que anuncia los champús anticaspa de H&S o LaLiga y Movistar ya han confiado en el exitoso streamer para comentar sus partidos de fútbol a través de un canal junto a dos compañeros de G2 Esports. Debutó el pasado 24 de enero en el choque entre el Atlético de Madrid y el Valencia, que se saldó con la victoria 3-1 para los madrileños. Todo suma y hace que Llanos gane alrededor de 1,3 millones de euros al año de los que no le importa tributar lo que le corresponde  “aquí, como lo hace todo el mundo”.

Hacienda, ojo avizor

El fisco español, eso sí, como a cada ciudadano, le exigirá a Ibai cumplir con sus obligaciones tributarias, que no cuentan con ninguna mancha hasta el momento. Y las de El Rubius, en realidad, tampoco. Pero Hacienda ha decidido poner la lupa en Doblas Gundersen y los demás youtubers que se están yendo a Andorra, país que, pese a que salió en 2014 de la lista de paraísos fiscales, su presión fiscal es menor que la de la de España.

“Averiguaremos si de verdad se van. Si alguien, como en expedientes anteriores, traslada su residencia a otro país para pagar menos impuestos, pero en realidad sigue viviendo en España, tendrá problemas”, explicaba un reputado inspector de Hacienda a este periódico. Y es que el fisco se ha hartado de las personas que realmente hacen vida en España, pero tributan en el exterior.

El Rubius. Omicrono

“La Agencia Tributaria impulsará en 2021 una línea específica para el refuerzo del control de personas físicas que aparentan ser no residentes en España”, dice el organismo. Por ello, tras la marcha de El Rubius, el defensor de los youtubers andorranos, Hacienda lo pondrá en su foco y comprobará que Doblas Gundersen vive realmente en Andorra durante, al menos, 183 días. Pero, ¿cómo lo hará?

“Las tarjetas de crédito son muy reveladoras. Si das con una persona que tributa y que, en teoría, vive fuera pero ves que pagan la peluquería, la gasolina del coche, las retiradas de dinero en los cajeros, los billetes de avión, las compras que hace en El Corte Inglés, las que hace en el Mercadona... Con esos datos es fácil demostrar que esa persona ha estado 183 días en España. Simplemente en base a los hábitos normales de su vida cotidiana”, explicaba a EL ESPAÑOL José María Peláez, inspector de Hacienda del Estado desde 1984.

Y es que la Agencia Tributaria está ojo avizor con los youtubers que, como El Rubius, se han mudado a Andorra para pagar menos impuestos. Algo que Ibai Llanos entiende, pero no comparte. Pese a sus millonarios ingresos, el exitoso comunicador vasco asegura que cumplirá con sus obligaciones tributarias en España.

También te puede interesar...

-Hacienda pone a El Rubius entre la espada y la pared: vivir en Andorra de verdad o pagar en España

-Hacienda, a la caza de los 'youtuber' que se marchan a Andorra: "Veremos si realmente se instalan allí"

-El Rubius se va a Andorra: las razones del youtuber para irse del país y no tributar más en España

-Ibai Llanos, el ‘streamer’ millonario que defiende pagar impuestos en España y no en Andorra