183 días. Es el tiempo que, como mínimo, Rubén Doblas Gundersen, El Rubius, tendrá que estar en Andorra para que Hacienda no le eche el guante. La mitad del año. Este lunes, la Agencia Tributaria ha anunciado el que incluirá en su Plan Anual de Control Tributario una línea específica para poner la lupa sobre youtubers como él. El youtuber dio a conocer a los cuatro vientos hace dos semanas su traslado al país pirenaico para pagar menos impuestos. Ahora, todo ese bombo mediático ha traído consecuencias.

Noticias relacionadas

"La Agencia Tributaria impulsará en 2021 una línea específica para el refuerzo del control de personas físicas que aparentan ser no residentes en España", dice el organismo. El BOE de este lunes recoge la nueva voluntad de Hacienda, que se servirá del análisis de datos para comprobar que personajes como El Rubius cumplen con los requisitos a rajatabla para no tributar en España.

Estos son, además de residir la mitad del año o más fuera de España, “que el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos de forma directa o indirecta” no radiquen en España, o que tampoco residan habitualmente en España “el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de esta persona física”.

Para comprobar todo esto, desde Hacienda vigilarán al milímetro los viajes, el consumo y los extractos de las tarjetas de crédito. El objetivo es que no usen Andorra como un país tapadera, sino que, si realmente no quieren tributar en España, cumplan con las obligaciones que se derivan de ello.

Vigilan desde 2011

Desde 2011, Hacienda ya vigilaba a las grandes fortunas que cambiaban su domicilio fiscal a terceros países en búsqueda de mejores condiciones para sus negocios. Pero no de la forma en que empezarán a hacerlo este año. 

La polémica suscitada por El Rubius al generar un debate mediático sobre la ética de pagar impuestos o no en España puede traer consecuencias negativas a un número considerable no solo de youtubers, sino de deportistas de élite y artistas que han desplazado su domicilio fiscal a Andorra ahogados por el fisco español. Desde personajes como el ciclista campeón del mundo Julian Alaphilippe, a pilotos de MotoGP como Aleix Espargaró, la lista de los exiliados fiscales en el país pirenaico es grande.

Las ventajas de residir en Andorra para las grandes fortunas son más que evidentes. En términos generales, frente al 47% de tipo máximo del IRPF para los ingresos de más de 300.000 euros que se lleva Hacienda en España, en Andorra es apenas de un 20%. En cuanto al impuesto de sociedades, el porcentaje es el mismo frente al 25% de España.

Para beneficiarse de estos bajos porcentajes de tributación, youtubers como El Rubius también tendrán que cumplir con los requisitos de Andorra, donde también los vigilan al milímetro. Estos son tener una casa comprada o de alquiler en el país, invertir, al menos, 15.000 euros, administrar una empresa y pasar en Andorra, como mínimo, seis meses.

El más seguido

El Rubius es el youtuber en español con más seguidores del mundo, con 39,5 millones de suscriptores en su canal. Gana, al año, 4,3 millones de euros desde un sillón al frente de una cámara en su ordenador. Los gastos a restar de esa cifra, son mínimos. “Hacienda ha intentado putearme por ser el único tonto que se ha quedado en España (...). Si el Gobierno hace un hospital que se llame Rubén Doblas, igual les perdono y me quedo aquí”, justificaba en directo su traslado al país del Pirineo.

Doblas Gundersen nació en Mijas (Málaga) en 1990, hijo de padre español y madre noruega. Vivió entre los dos países hasta que se estableció finalmente en España, donde estudió Animación y Modelado 3D. Su aventura en YouTube comenzó en 2006, cuando publicó su primer vídeo. A partir de 2011, decidió dedicarse en exclusiva a su canal, especializado en comentar partidas de videojuegos en vivo. Apenas dos años después, en 2013, logró su primer millón de seguidores. Su actividad también se ha extendido a la publicación de un libro y tres cómics. En 2018, con solo 28 años, se retiró temporalmente de la plataforma, alegando problemas de ansiedad y estrés por la exigencia de publicar contenido en su canal.

Su movimiento a Andorra sigue la estela de otros que se han hecho de oro con el boom de YouTube. David Cánovas, “TheGrefg” tiene 16,5 millones de suscriptores y, su canal, un valor de cerca de 10 millones de euros. Samuel de Luque, “Vegetta777”, sigue de cerca a “El Rubius” con 32 millones de seguidores y un valor total de su canal que ronda los 17,5 millones de euros. Guillermo Díaz, “Willyrex”, cuenta con 16,6 millones de fieles y su actividad vale cerca de 3 millones de euros. Todos ellos coinciden en sus motivos para estar en Andorra: no saben cuánto tiempo durará la burbuja de YouTube y no están dispuestos a que Hacienda se quede con casi la mitad de lo que ingresan.

Vegetta777, otro de los youtubers que se ha ido a Andorra.

En Andorra los youtubers alardean de sus nuevas vidas. Como parte esencial de su actividad -contar su lo que hacen- publican vídeos de las casas que se compran o muestran los deportivos que pasean en los apenas 468 kilómetros cuadrados que tiene el país fronterizo. Más que el esquí, las compras y las excursiones, Andorra ofrece una vida tranquila con la que sus nuevos y llamativos habitantes parecen sintonizar, con tal de amasar la fortuna de sus vidas, y a costa de las arcas públicas españolas.