La Dirección General de Tráfico (DGT) estrena nuevas marcas viales experimentales “para reforzar la seguridad en los adelantamientos” que se producen en las vías secundarias. Estas nuevas señales de tráfico, tanto verticales como horizontales, ya están presentes en varias carreteras secundarias y, previsiblemente, aumentarán su presencia en estas vías a lo largo de 2021.

Noticias relacionadas

Según ha explicado el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, “la función de esta nueva señalización, en este momento en pruebas, es incrementar el uso de las flechas de retorno, que indican la cercanía de un tramo en el que está prohibido el adelantamiento. Dado el efecto favorable que estas flechas tienen sobre la seguridad viaria, se extiende su uso a tramos en los que existe línea continua para el otro sentido de circulación y a tramos en los que conviven estas flechas dirigidas a ambos sentidos”.

En principio, estas señales se aplicarán a las carreteras convencionales que tienen un carril por sentido, pero no se descarta que también entren en el saco de la nueva señalización aquellas que tengan más carriles.

De momento, los tramos de las carreteras convencionales donde ya se ven estas nuevas flechas de retorno, que están fase experimental, son: desde kilómetro 60 hasta el 98 de la N-120 (entre los municipio de Villamayor del Ríos e Ibeas de Juarros, en Burgos); desde el kilómetro 197 hasta el 203 de la N-320 (entre el l. p. con Cuenca y Alcocer, en Guadalajara) y; desde el kilómetro 150 y el 157 de la N-110 (entre los municipios de Arcones y Gallegos, en Segovia).

Nuevas disposiciones de las flechas

El Ministerio de Transportes, en este sentido, insiste que la función principal de las flechas de retorno es la de advertir a los conductores en España de que se aproxima un tramo en el que está prohibido adelantar. Por tanto, “debe desistir de iniciar una maniobra de adelantamiento o, en caso de que ya esté ejecutando dicha maniobra, tratar de finalizarla cuanto antes, en condiciones de seguridad”.

Las nuevas flechas de retorno, en fase de pruebas, pintadas en algunas vías convencionales. Ministerio de Transportes

Pero, aunque las flechas de retorno ya se regulan en la normativa, el Ministerio de Transportes, en colaboración con la DGT, añade que ahora las flechas se dispondrán “en situaciones no contempladas hasta ahora”.

Por un lado, “en tramos en los que el sentido circulación contrario tiene prohibido el adelantamiento. Al existir marca vial longitudinal continua y discontinua adosadas, la flecha debe disponerse desplazada respecto del eje de la calzada”. Y, por otro lado, “en tramos en los que conviven flechas de retorno dirigidas a ambos sentidos de circulación”.

Opiniones de los usuarios

Pese a todo y como se ha apuntado, estas nuevas flechas de la DGT se encuentran en fase de prueba. Por ello, antes de su entrada en vigor definitiva en la normativa de Tráfico, el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana quiere conocer las opiniones de los conductores que se encuentren con estas señales durante su circulación. Estas serán recogidas a través de la siguiente web: www.mitma.es/marcas

Lo que busca el departamento dirigido por José Luis Ábalos con esta iniciativa es conocer el grado de compresión que tienen los conductores de estas nuevas señales, ya que “la percepción que se tiene de las marcas viales cuando se circula por la carretera es muy distinta de la obtenida en el diseño en papel. Además, la interpretación por parte de cada usuario es muy subjetiva”.

Más información:

-La DGT ya está examinando a ciclistas: prepárense para un futuro carnet obligatorio

-La alerta de la DGT: la nueva multa por aumentar en 20 km/h la velocidad para adelantar

-El aviso de la DGT: esta es la baliza que tienes que comprar por 30 euros para no ser multado

-Estas son las cinco causas por las que te multará la DGT en 2021: cuidado, aumentan las cuantías

-La DGT obligará a llevar guantes a los motoristas: tan importantes como el casco por seguridad

-La nueva multa de la DGT en este invierno: conducir con el abrigo puede costarte 200 euros