Entre las nuevas normas de tráfico que el Consejo de Ministros aprobó en noviembre, como el endurecimiento de las sanciones sólo por llevar el móvil en el interior del coche o por llevar un dispositivo en el coche que detecte radares, también se encuentra la eliminación de que un conductor de turismo o motocicleta pueda rebasar en 20 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida para adelantar a otro usuario. Y es que, según la Dirección General de Tráfico (DGT), esta acción aumenta el riesgo de que pueda producirse un accidente, sobre todo, en una carretera secundaria.

Noticias relacionadas

Por ello, y con el objetivo de reducir la siniestralidad, la DGT eliminará esta posibilidad de superar en 20 kilómetros por hora la velocidad máxima permitida para adelantar a otro vehículo en carreteras convencionales. Esto ya se "había eliminado en todos los países de la Unión Europa y España era el único país que lo permitía", explicaba hace dos meses el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la rueda prensa en la que anunciaba el paquete de medidas aprobadas por el Gobierno en materia de Tráfico.

Esto se traduce en que si usted está circulando tras un vehículo que viaja a 90 kilómetros por hora en un vía convencional, cuyo límite de velocidad es de esos mismos 90 kilómetros por hora, no podrá alcanzar los 110 para adelantarlo. De lo contrario, el conductor estará cometiendo una infracción "grave" o "muy grave" que puede ser sancionada con una multa de 100 a 600 euros y la detracción de 2 a 6 puntos de carné, en función del exceso de velocidad cometido.

Un agente impone una multa de tráfico.

De hecho, el proprio director general de Tráfico, Pere Navarro, explicaba el pasado mes de diciembre que "casi el 80% de los accidentes mortales se producen en carreteras secundarias. La gran mayoría, por salidas de la vía provocadas por excesos de velocidad y por distracciones. Permitir superar en 20 kilómetros por hora el límite para adelantar incita a superar los límites". Pero puntualizó: "Es una de las propuestas del Anteproyecto de Ley que se acaba de aprobar y que ahora enviaremos al Congreso, y serán sus Señorías las que consideren si es adecuado o no".

Contra el exceso de velocidad

Y es que la batalla que ha iniciado la DGT contra el exceso de velocidad no tiene parangón, ya que en España dicho exceso de velocidad sigue siendo una de las principales causas de siniestralidad y de mortalidad en accidentes de tráfico. Por ello, también verá la luz, por fin, el nuevo Reglamento de Circulación en el que ha trabajado la Dirección General de Tráfico durante los dos últimos años, cuya aplicación se había congelado por las continuas repeticiones electorales y por la pandemia de la Covid-19.

Así, otra medida en materia de velocidad, según ha explicado Interior, es la la fijación de tres límites de velocidad dentro las ciudades o vías urbanas de toda España, ya que antes sólo había uno de 50 kilómetros por hora

Diapositiva explicativa que ha ofrecido el Gobierno sobre los nuevos límites de velocidad.

El texto fija tres límites genéricos de velocidad en las vías urbanas: 20 kilómetros por hora para las calles de plataforma única de calzada y acera; 30 kilómetros por hora para las de un único carril por sentido de circulación y 50 kilómetros para las de dos o más carriles por sentido. En este último caso, 40 kilómetros por hora para los vehículos con mercancías peligrosas y para las travesías. Los carriles bus o reservados para taxis u otros usuarios no cuentan en estas limitaciones genéricas.

También te puede interesar...