Maribel Sahuquillo, la maestra fallecida este martes, junto a las cartillas Micho que creó.

Maribel Sahuquillo, la maestra fallecida este martes, junto a las cartillas Micho que creó.

Reportajes

Maribel, la maestra que enseñó a leer a millones de españoles con las cartillas Micho, muere a los 72 años

La mujer fue una de las tres creadoras de los populares cuadernos Micho, con los que 'peques' de 3 a 6 años aprendieron a leer en los años 80 y 90.

Noticias relacionadas

María Isabel Sahuquillo -más conocida como Maribel-, una de las maestras conquenses que crearon el método de lectoescritura "Micho", ha fallecido este martes en Cuenca a los 72 años de edad. La educadora deja así huérfanos a Morito, Canelo y Michín, los hijos de papá Micho y mamá Gata. Todos, formaban la familia de felinos que enseñaron a leer a millones españoles.

Sahuquillo fue maestra en el colegio La Paz de la capital conquense -antiguo centro Primo de Rivera-, donde coincidió con Felisa García y Pilar Martínez. Entre las tres idearon el método "Micho" con el que aprendieron a leer buena parte de los escolares españoles, así como de Latinoamérica, durante los años 80 y 90.

En abril de 2018, la Universidad de Castilla-La Mancha rindió homenaje a las tres maestras, que empezaron a finales de los 70 a elaborar este sistema para suplir las carencias de las cartillas que en aquellos años se utilizaban.

Los populares cuadernos Micho.

Los populares cuadernos Micho.

Micho, un icono

Micho y su familia son icónicas para varias generaciones de españoles. Bruño, la editorial que produjo los cuadernos de lectoescritura durante los años 80 y 90, asegura que vendió miles de copias con las que los niños de 3 a 6 años se sumergían en las aventuras de los gatos para aprender a leer. 

Los métodos de aprendizaje creados por Sahuquillo y sus dos colegas de profesión pudieron haberse quedado en Cuenca. Pero, según publica Verne, una inspectora del Ministerio de Educación que acudió al colegio donde enseñaban las tres profesoras, salió maravillada de la manera de enseñar. 

"Le encantó lo que vio. Los niños cantaban, bailaban, estaban alegres y, además, mucho más avanzados que en otros colegios. La inspectora nos animó a publicar el método. Nos dijo que si no lo quería ninguna editorial lo imprimían desde lo público", contaba Felisa García, otra de las autoras de los revolucionarios cuadernos.

Trabajo en equipo

Las autoras se repartían el trabajo: García pintaba los dibujos ("los hice con plastidecor"); Pilar Martínez desarrollaba los fonemas ("es una parte muy importante") y Maribel Sahuquillo, fallecida este martes, elaboraba textos y daba forma al todo ("era la que mejor me apañaba con la tecnología"). Las historias de cada cuento eran ideadas por todas, quienes se reunían en casa de Sahuquillo para elaborar los cuadernos.

De hecho, las autoras rebelaron en 2018 que habían escogido la letra cursiva para escribir los textos para "evitar las confusiones de las letras de imprenta y los problemas de dislexia". Las maestras tenían todo pensado. De ahí, el amplio éxito de los gatos que educaron a una generación.

Incluso hubo traducciones al catalán, donde Moix, el Micho catalán, también enseñó a los niños de las comunidades catalanoparlantes a leer en su otra lengua madre. Sahuquillo y sus amigas maestras ganaron "algo de dinero" con el éxito de los cuadernos, sin embargo, la tres mujeres siguieron ejerciendo como maestras hasta su jubilación. Ahora, Micho y su familia de gatos llora la muerte de una de sus creadoras. Una de las maestras españolas que educó a miles de españoles.