Ale cayó al mar el pasado 5 de octubre. En ese momento, comenzó la búsqueda incansable.

Ale cayó al mar el pasado 5 de octubre. En ese momento, comenzó la búsqueda incansable.

Reportajes

Ale, el militar enamorado que murió al caer por un acantilado al enseñar a su novia las vistas en Tenerife

El joven caminaba junto a su novia por la zona de Los Riscos de Martiánez (Tenerife). En una zona estrecha, resbaló y cayó. 

Noticias relacionadas

Ale disfrutaba junto a su novia de las vistas en un lugar privilegiado, situado en una caleta en Los Riscos de Martiánez (Tenerife). En un momento dado, el joven de 23 años resbaló y se precipitó al agua. Ese día había bandera roja. La chica hizo todo lo posible para ayudar a Ale, un joven atlético y de profesión militar, pero que no puedo salir del bravo mar debido a la intensidad de este. En el dispositivo de búsqueda participaron un helicóptero del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias. 

Finalmente, el cuerpo de Ale fue encontrado cerca del Puerto de la Cruz y fue trasladado hasta el muelle del mismo municipio. Allí, sus compañeros militares que participaron en la búsqueda, así como su familiares le despidieron entre aplausos. La madre de Ale se ha querido despedir de su hijo a través de las redes sociales y ha querido desmentir algunas informaciones publicadas: "Quiero que sepan que no se hacían ningún selfie, ya que tengo su teléfono móvil que estaba dentro de la mochila que llevaba". "Buen viaje hijo mío, siempre estaré a tu lado aunque no me veas, siempre estarás en mí y estoy orgullosa de ti SIEMPRE", ha despedido al joven. 

Ale se resbaló y cayó

Ale había se había formado para ser militar. Vivía junto a su madre y sus dos hermanas en Santa Cruz de Tenerife, donde trabajaba en una de las bases de la ciudad. Su madre le define como un chico "físicamente preparado y sano". El pasado 5 de octubre, se dirigió con su novia a Los Riscos de Martiánez. Se trata de una zona muy transitada por los jóvenes, pero que no goza de la seguridad adecuada -tal y como ha confirmado la progenitora-. Desde allí, se puede observar el mar en todo su esplendor y unas vistas privilegiadas.

Ale se había formado como militar.

Ale se había formado como militar.

Justo cuando caminaban por una zona estrecha del acantilado, Ale se resbaló y cayó al mar. Su novia intentó con todas sus fuerzas ayudar al joven, pero la fuerza del mar se lo impidió. "Le voy a estar eternamente agradecida por todo durante toda mi vida", ha explicado la madre a través de un comunicado. Enseguida, el Centro Coordinador de Emergencias y Seguridad del Gobierno de Canarias activó el dispositivo de búsqueda. En el mismo, intervinieron el helicóptero del Grupo de Emergencias y Salvamento (GES) del Gobierno de Canarias.

"Por favor, no vayan a ese lugar"

Tras dos días de incansable búsqueda, el cuerpo del joven aparecía en una zona cercana al Puerto de la Cruz. Fue trasladado hasta el muelle de la ciudad turística por una embarcación de la Guardia Civil. Allí le estaban esperando sus familiares y amigos -muchos de ellos participaron en el rescate- y le despidieron entre aplausos. 

Los familiares durante la búsqueda de Ale.

Los familiares durante la búsqueda de Ale. Europa Press

"Me has dado la vida desde el primer momento en que vi tu carita bonita encima de mi vientre y por ti luchare para que tus hermanas de esto aprendan también mucho", ha explicado la madre a través de su perfil de Facebook. La progenitora ha querido resaltar lo buena persona que era su hijo y ha querido aclarar las informaciones sobre cómo se produjo la muerte: "No se encontraba haciéndose ningún selfie". "Me enseñaste siempre en cada paso que diste, y ahora me estás enseñando, a tener paciencia y a ser constante. Me enseñaste a conectar conmigo y siempre ser yo misma. Te juro Ale que será así desde este momento. Te quiero Ale, para siempre", ha concluido. 

También, la mujer ha pedido que se tenga cuidado en la zona: "¡Por favor! No vayan a ese lugar". Además, ha querido agradecer a la Cruz Roja en Santa Cruz de Tenerife por el despliegue de medios "en todos los sentidos y en todo momento, desde que yo llegué al lugar, para devolverme lo antes posible a mi niño y ayudar a parar el sufrimiento y angustia".