Sergio, la pareja de la desaparecida Dana Leonte, detenido por la Guardia Civil

Sergio, la pareja de la desaparecida Dana Leonte, detenido por la Guardia Civil

Reportajes

Detienen a Sergio, el novio de Dana, la madre de un bebé desaparecida en Málaga hace tres meses

El joven será puesto a disposición de la Autoridad Judicial. Dana, mientras tanto, continúa en paradero desconocido 3 meses después.

Noticias relacionadas

La Guardia Civil ha detenido a Sergio Ruiz, la pareja sentimental de Dana Leonte, por su supuesta implicación en la desaparición de la mujer en Arenas, Málaga. Dana lleva desaparecida desde el pasado 12 de junio.

Durante más de tres meses, la Guardia Civil ha estado investigando el paradero de la joven, en muchas ocasiones en presencia del propio Ruiz. Y aunque siempre las sospechas señalaron al varón, hasta ahora nunca había sido detenido.

Según ha adelantado Diario Sur y ha podido confirmar EL ESPAÑOL, el detenido será puesto a disposición de la Autoridad Judicial en el tiempo y forma que determina la ley.

Sin conocer qué motivos ha llevado a la Benemérita a detener a Sergio, la búsqueda de Dana se estaba realizando en unas zonas específicas, cercanas a la residencia en la que ambos convivían, determinadas por los investigadores.

En ella han estado participando agentes de la Guardia Civil del Grupo Cinológico, perros especializados en la búsqueda de personas, el Grupo de Actividades Subacuáticas (GEAS), el Equipo de Montña (EREIM), o el SEPRONA, entre otros. Además, para su búsqueda se están empleado vehículos 4x4 y helicópteros.

Más de 3 meses desaparecida

Dana Leonte desapareció el pasado 12 de junio en el municipio de Arenas, Málaga. Allí vivía con Sergio, su pareja, y con su hija de 10 meses. Su entorno sigue sin creer que abandonase por su propia iniciativa a su pequeña. Por ello, desde un primer momento las miradas se centraron en él.

Las sospechas fueron en aumento cuando la coartada de Sergio se vino abajo. El hombre de 37 años, que trabaja en un almacén de materiales de construcción, declaró que Dana le envió unos whatsapps "cuando estaba huyendo a Rumanía", por una supuesta deuda que había contraído con un prestamista por negocio hostelero.

La geolocalización de los móviles de ambos desmintió su versión, ya que aquellos mensajes fueron enviados desde la propia casa en la que vivían, estando muy cerca un terminal del otro.

Según pudo saber este periódico, esos mensajes podrían haber sido enviados por él mismo, cuando Dana ya había desaparecido.