Imágenes de la campaña contra la violencia de género de la Junta de Andalucía.

Imágenes de la campaña contra la violencia de género de la Junta de Andalucía.

Reportajes

Las maltratadas sonrientes de la Junta de Andalucía son modelos extranjeras de un banco de imágenes

Varios usuarios han denunciado en las redes sociales que las fotos de las protagonistas también aparecían en otras campañas publicitarias europeas. 

Ni son víctimas de violencia de género, ni han posado sonriendo nunca para una campaña contra esta lacra. Las fotos de las mujeres que protagonizan la última y polémica campaña de la Junta de Andalucía, la primera promovida por el nuevo del PP y Ciudadanos, han causado revuelo no solo por el hecho de que aparezcan sonrientes, sino porque además se trata de modelos extranjeras sacadas de un banco de imágenes

"Ella ha sufrido malos tratos, pero la vida siempre es más fuerte. Con la implicación de todos y todas, la violencia de género tiene fin", reza el mensaje de la campaña andaluza. Pero la mujer que aparece a su lado ni ha sido maltratada, ni es andaluza.  

Y no solo eso, sino que sus fotos, al igual que las de otras protagonistas, forman parte también de diversas campañas publicitarias que anuncian ofertas en implantes dentales o tiritas de diversas empresas y marcas. Así lo han denunciando varios usuarios en las redes sociales, que además de criticar la frivolidad de las imágenes, han denunciado que la campaña utilice fotos de falsas mujeres maltratadas. 

"Qué enorme insulto, qué hostia a las auténticas víctimas de la violencia machista", denunciaba una periodista este lunes. "Son víctimas reales de internet", manifestaba otro usuario. 

La campaña fue presentada el pasado 29 de julio por la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, con el objetivo de lanzar "un mensaje de esperanza a las víctimas y de implicación a la sociedad". Todo bajo el tema, Pero la vida siempre es más fuerte

"Sobran las caras de felicidad"

Desde la oposición, PSOE y Podemos cargaron desde un principio contra este campaña al considerarla "frívola" por mostrar a mujeres en actitud sonriente. Si bien, entonces desconocían que además las supuestas víctimas eran modelos de un banco de imágenes. La secretaria general del partido socialista en Andalucía, Susana Díaz, afirmó en su cuenta de Twitter que 1.012 mujeres habían sido asesinadas desde 2003 y que muchas familias y niños "han sufrido en sus carnes la crueldad del terrorismo machista para que este gobierno andaluz atenazado por la ultraderecha ponga una campaña tan frívola". 

Otras voces del partido como la senadora Micaela Navarro también denunciaron este proyecto publicitario. "Con la tragedia de la violencia machista no se acaba solo con sonrisas, sino con recursos y respeto a los profesionales", escribió en su red social. 

"No es un anuncio de compresas ni de dentífrico, sino una campaña de la Junta sobre violencia de género". "Sobran las sonrisas y caras de felicidad, detrás de las víctimas hay mucho sufrimiento, así que señores del trifachito dejen de frivolizar con el dolor de las víctimas", criticó también la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez. 

Desde Podemos Andalucía, achacaron que la campaña en la que aparecen fotos con mujeres supervivientes que sonríen es una muestra de que la coalición conformada por el PP y Ciudadanos es "rehén de la empresa derecha". 

A través de su cuenta de Twitter, el partido morado advirtió que en el marco de la campaña "el foco se pone la víctima: es ella la que tiene que actuar; no hay ni una sola mención al agresor ni al sistema patriarcal que hay detrás; y no hay soluciones".