David Díaz con su Lamborghini Huracan Performante

David Díaz con su Lamborghini Huracan Performante

Reportajes

La conducción temeraria del 'youtuber' AlphaSniper: detenido en su Lamborghini a 228 km/h

El joven de 22 años ha publicado varios vídeos en los que presume de su coche y otros en los que critica los excesos de velocidad al volante.

La Guardia Civil ha detenido a un joven de 22 años que conducía un Lamborghini Huracán a 228 kilómetros por hora una carretera secundaria limitada a 100, cerca de Algete (Madrid). Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, se trata de David Díaz, un youtuber especializado en contenido sobre videojuegos, conocido como AlphaSniper97. Su canal cuenta con más de 4,3 millones de suscriptores y está destinado a un público joven.

Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid durante la madrugada de este martes, el conductor fue interceptado  en uno de los controles rutinarios que hace Tráfico en carreteras secundarias. Los agentes de Tráfico estaban en el kilómetro 18 de la M-111, en el término municipal de Algete, cuando detectaron un Lamborghini Huracán Performante, que circulaba a 228 kilómetros por hora en un tramo limitado a 100.

Este vehículo, a la venta desde 195.000 euros, es capaz de alcanzar los 325 kilómetros por hora y acelerar de 0 a 100 en 2,9 segundos. Recientemente, este youtuber ha subido varios vídeos en los que presume de su coche. "Es el -Lamborghini- más radical, más extremo, el más pensado para la pista", llega a especificar Díaz en el vídeo con el que se presenta en la plataforma de vídeos online.

También, explica sobre este modelo que, durante su lanzamiento, batió récords al ser el coche de producción más rápido a la venta, aunque ya fue superado por otros vehículos y actualmente es el cuarto coche de producción más rápido del mundo.

En otro vídeo compartido en su canal, en el que reaccionaba ante accidentes de tráfico con su mismo modelo, el youtuber expresaba: "Ya no es solamente que te pongas en peligro, sino que puedes matar a alguien. A ciertas velocidades, da igual qué coche lleves".

Auqnue este joven habitualmente sube vídeos jugando a juegos como Fortnite, también los intercala con otros en los que habla sobre su coche, sobre cómo lo adquirió o sobre sensaciones a sus mandos.

AlphaSniper niega los hechos

El último vídeo que ha subido a la red es, precisamente, para hablar sobre todo lo acontecido este martes. Díaz, que durante varias horas ha acaparado gran parte de los comentarios en redes sociales, ha aprovechado la ocasión para emitir un vídeo en directo negando que se encontrase detenido, aunque sin hacer hincapié en que excediese la velocidad permitida o que hubiese sido retenido por los agentes de la Guardia Civil.

"Amigos, el asunto es serio. Estoy detenido, así que no puedo poner la cámara", decía a oscuras y dejando entrever algunas carcajadas. La broma llegaba a su fin cuando iluminó la imagen y se le pudo ver en su lugar habitual de trabajo, frente a la pantalla.

"¡Vaya, si no estoy en el calabozo! ¿Cómo se puede ser tan cabeza sepia?", decía a sus seguidores. Sin desmentir del todo las acusaciones, y ante la mirada de más de 5.000 espectadores, David centró principalmente su discurso en incongruencias publicadas por algunos medios, como inexactitudes en las fechas del suceso o sobre su lugar de residencia.

Del mismo modo, afirmó que denunciaría a todos los medios que han vertido mentiras sobre él. A pesar de ello, ni el joven youtuber ni su agencia de comunicación han querido atender a EL ESPAÑOL a lo largo de este martes. "Seguramente, por indemnizaciones y calumnias me pueda comprar otro 'Lambo'", concluyó. 

Posible pena de entre 3 y 6 meses de prisión

Los agentes le dieron el alto y comprobaron que en el coche solo iba el conductor, el  joven de 22 años, español, residente en Uceda (Guadalajara) y que no tiene antecedentes. Dio negativo en las pruebas de detección de alcohol y drogas. 

El joven quedó investigado por un presunto delito contra la seguridad vial tipificado en el artículo 379 del Código Penal por el que podría ser condenado a una pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

En cualquier caso se le privará del derecho a conducir por un tiempo de entre uno y cuatro años, según la Guardia Civil.