Los padres de Julen, José y Victoria, junto a su abogada.

Los padres de Julen, José y Victoria, junto a su abogada.

Reportajes

El pozo de Julen, “escondite de droga": los padres se querellan contra el periódico difamador

Los padres de Julen han demandado a 'La Tribuna de España' por publicar "noticias falsas" que incluso les inculpan de la muerte de su hijo.  

Última hora. El pozo donde cayó Julen podría ser un escondite de droga / Esta información procede de una fuente de la Guardia Civil muy próxima a la investigación del caso Julen / La intención sería que, ya que no han encontrado agua, aprovechar el pozo para guardar material ilegal, con toda probabilidad, sustancias ilegales estupefacientes / El padre y tío del pequeño desaparecido habrían estado intentado rebajar el borde del agujero para hacerlo más accesible al depósito de drogas.

Estos son solo algunos de los extractos de la fake new que publicó La Tribuna de España, en la que prácticamente afirma que los padres y la familia de Julen, el niño de 2 años que murió tras precipitarse por un pozo de 71 metros de profundidad en Totalán (Málaga), serían los responsables de la muerte del pequeño. Ahora, mientras se investigan responsabilidades sobre el caso, los padres de Julen han interpuesto una querella ante el Juzgado de Instrucción número 12 de Málaga contra este medio de comunicación digital por publicar noticias falsas. 

Según ha explicado la abogada de la familia, Antonia Barba, a EL ESPAÑOL, prácticamente todas las noticias de este medio sostienen "que los culpables de todo son los padres de Julen" y que "hay un trato de favor con ellos". Y es que, desde que se conociesen las primeras noticias sobre este suceso, este medio de comunicación no ha hecho sino elucubrar sobre los posibles responsables de la muerte de Julen, desmintiendo en todo momento las versiones oficiales sobre el caso. 

Informaciones que, en muchos casos, han sido retuiteadas por usuarios o han sido utilizadas para hacer otros comentarios con el consiguiente daño a los familiares del menor, ha subrayado la letrada, que espera que en breve sea admitida a trámite la querella.

La Tribuna de España se erige como la voz de Europael único medio que "informa e investiga" a diferencia de los que están comprados "por el poder", según desgrana su director, Joselé Sánchez en un video de Youtube, denominado "Lo que nadie cuenta de Julen, sólo La Tribuna de España". 

Un ritual

Información publicada por 'La Tribuna de España'.

Información publicada por 'La Tribuna de España'.

A continuación comienza a sembrar dudas y sospechas sobre todo lo que rodea al caso, y de lo que se ha servido para publicar noticias en su medio. "Nos siguen mintiendo, ofrecen datos que no tienen sentido...", comienza. 

Enumera incoherencias como el hecho —ya confirmado por la Guardia Civil— de que Julen se cayera en ese agujero de tan mínimas dimensiones o sobre cómo es posible que se hiciese el pozo en el que cayó "con tanta facilitad" y que el que se hizo para rescatarlo "diese tantos problemas". 

"Siguen sin explicarnos la autopsia; ese desprendimiento de tierra compacta era imposible, al igual que el paquete de chuches del niño quedase por encima...". Ponen en duda, en todo momento, la versión oficial y aseguran "nadie nos impedirá hacernos preguntas". "Tenemos todo el derecho del mundo, somos el país de Laura Luelmo, Diana Quer...", insisten. 

Este supuesto medio digital llegó a difundir que la muerte del niño podía ser el desencadenante de "un ritual", al tratarse de una familia de etnia gitana. Una característica que, critica, no se publicó durante los primeros días de la desaparición. "¿Por qué?", pregunta.  "Fueron restando información importante sobre un seceso y eso se hace incomprensible". 

"Nadie, ningún niño puede caerse por ese agujero. Lo pusieron encima del agujero y lo dejaron caer a plomo", dice en otra de sus intervenciones. En este caso, La Tribuna de España publicó una noticia en la que afirmaba que la muerte del pequeño se debía a un "ajuste de cuentas". 

El pocero manifestó a la Guardia Civil que las obras fueron posteriores a la realización del pozo ilegal que él llevo a cabo y que la tierra que cubriría a Julen no se correspondería con la que él sacó de la montaña. Otro dato difícilmente explicable es que los padres tardaran tanto en avisar al 112. 

Ajuste de cuentas

¿Dónde estaba la madre?

¿Dónde estaba la madre?

¿A quién se le cae su hijo en un pozo y no llama inmediatamente para pedir auxilio? El niño podría haber sido fotografiado ahí, junto al pozo y la foto haberla recibido los padres por parte de quienes —acaso por un ajuste de cuentas o por el impago de una deuda— les amenazaban con tirar al niño al pozo, cosa que, desgraciadamente podría ser lo que ocurrió. Si existen dudas más que razonables es porque los padres mienten...

En otra información, por ejemplo, apuntan que el niño pudo caer al pozo antes del 13 de enero, y que esto se habría ocultado por parte de las instituciones y de quienes se ocuparon de dirigir el rescate: "Lo importante no es cómo murió Julen sino cuándo", dice el titular.  

En las últimas semanas, en las que el Juzgado de Instrucción ha tomado declaración a los padres de Julen como testigos en el caso —y se ha conocido la autopsia definitiva de la muerte del pequeño—, este medio ha seguido poniendo el foco en la responsabilidad de los padres. 

"La madre de Julen intenta proteger a su exmarido. Vídeo íntegro de la declaración ante la juez"; "Por qué la madre de Julen no quiere que se investigue la muerte de su hijo? La Tribuna de España criticada por ofrecer la grabación" o "¿Qué esconde el padre de Julen?" son algunos de los titulares de las noticias que han publicado en las dos últimas semanas. 

Por otra parte, el Juzgado de Instrucción número 6 de Madrid tomará declaración, el 21 de mayo a las 10.15 horas, al tuitero Camilo de Ory,  investigado como posible autor de un delito de trato degradante en los mensajes que publicó sobre el caso Julen. Los padres de Julen presentaron varias denuncias por hechos similares ante la brigada de Delitos Tecnológicos de la Comisaría Provincial de Málaga por comentarios ofensivos y en tono de burla en las redes sociales y tras judicializarse uno de los procesos se ha quedado en Madrid porque supuestamente los mensajes se difundieron desde allí.