El padre de Gabriel se culpa de la muerte de su hijo: No lo voy a ocultar, he pensado en el suicidio

El padre de Gabriel se culpa de la muerte de su hijo: "No lo voy a ocultar, he pensado en el suicidio"

Reportajes

El padre de Gabriel Cruz se culpa: "He pensado en suicidarme, no lo voy a ocultar"

Los padres de Gabriel han atendido a los medios de comunicación en un hotel de Almería un año después de la muerte de su hijo. 

"No lo voy a ocultar, se me ha pasado por la cabeza el suicidio. Tengo sentimiento de culpabilidad porque si no hubiese empezado esa relación con Ana Julia a mi hijo no le hubiese pasado nada, pero nunca pensé en que sería capaz de hacer algo así". Estas han sido palabras que Ángel Cruz, el padre del niño Gabriel, de cuya desaparición y asesinato se ha cumplido este miércoles un año, ha pronunciado en una rueda de prensa junto a la madre de Gabriel, Patricia Ramirez. 

"Salí de casa para trabajar y ella le mató", ha apuntado Cruz, haciendo referencia a Ana Julia, la asesina de su hijo y entonces su pareja, y por la que aún sigue sintiendo "mucha rabia". El padre de Gabriel ha relatado que ha vuelto a trabajar "para dejar de martirizarse", al menos, durante las horas que está allí y no "darle vueltas" a si él, de algún modo, podría haber evitado el asesinato de su hijo Gabriel a manos de su expareja. 

Ángel Cruz ha dicho que lo que más echa de menos es estar con su hijo: "Ese pequeñajo nos animaba la vida". "Sé que hay algo después de esto y que le voy a ver", ha añadido. Si bien, ha explicado que no sería justo que él se fuese, haciendo referencia a la posibilidad de un suicidio, puesto que toda la gente que se ha volcado con ellos y con su caso, "no se merece que dejen de luchar". Ahora, las fuerzas tanto de Patricia como de Ángel están puestas en el juicio en el que se juzgará el asesinato de Gabriel. "Vamos a luchar porque haya justicia, lo haremos mientras nos quede una gota de sangre".

Patricia Ramirez, en cambio, visiblemente emocionada, ha contado que todavía no ha podido volver a trabajar porque lo hace de cara al público y eso hace difícil que pueda desconectar. Más aún cuando todo el mundo le conoce y ella, como couch deportiva, tiene que "animar a que todos corran", cuando ellos lo que quieren es "darle un abrazo". 

"Te desgarra ver su foto, todo esto nos ha cambiado la vida. Seguimos dando pasos, somos muy conscientes de que viene lo peor, el proceso judicial, pero estamos convencidos que con el excelente trabajo por parte de la UCO de la Guardia Civil, esto va a tener un final justo, y si no es así tenemos muchos años para que así sea", ha recalcado la madre de Gabriel.

Ángel, por su parte, ha señalado que esta preparado para el juicio, pero le "da miedo" cómo vayan a reaccionar después, cuando ahora tienen puestas "todas sus fuerzas y esperanzas" en el proceso. 

Ahora que ha terminado la fase de instrucción del caso Gabriel, los padres han insistido a los medios de comunicación en que no pueden revelar ninguna de las pesquisas en las que ha trabajado la Guardia Civil. No obstante, sí han querido insistir en que quieren se incorporé a la causa de su hijo la muerte de la primera hija de Ana Julia, un caso que se archivó como un suicidio, pero que insisten debe tenerse en cuenta después de lo que "la bruja mala" hizo con "su pececillo", han recalcado los padres. 

Ángel y Patricia han explicado que Ana Julia no tenía antecedentes cuando ocurrieron los hechos y por ello es importante que se incluya en la causa la muerte de su hija. "Hay que todo luchar lo posible para que esta persona no siga haciendo daño durante mucho más tiempo", han dicho los padres. 

En el momento en el que la hija de Ana Julia murió, el suceso se calificó de muerte accidental, pero después de que acabase con la vida de Gabriel, los agentes comenzaron a buscar indicios que puediesen aportar luz al crimen de Las Hortichuelas. Ana Julia vivió durante casi 20 años en tierras burgalesas antes de trasladarse a Almería con su pareja de aquel entonces. En aquel suceso, hace 24 años, la pequeña sufrió un accidente mortal. Llegó con esta desde República Dominicana, su país de origen.

Esta pequeña era fruto de una relación anterior en su país de origen. Años después volvió a ser madre, ya de un novio español. Esa otra hija reside ahora en Burgos. Hace unos años se mudó a Níjar, a donde había ido en distintas ocasiones de vacaciones. Montó un bar y tiempo después conoció a Ángel David, con el que comenzó una relación que ha durado hasta ahora, que se ha descubierto el crimen.

 

.