Coronas de flores sobre la tumba familiar de los Fernandez Calvo, donde ha sido enterrada María Jesús.

Coronas de flores sobre la tumba familiar de los Fernandez Calvo, donde ha sido enterrada María Jesús.

Reportajes

Los novios leoneses que emigraron a Valencia para buscarse la vida: la historia rota por una intoxicación

María Jesús acudió a celebrar el cumpleaños de Juan, su marido, al restaurante de estrella michelín donde se tomó un arroz con hongos mortal. 

Benavides de Órbigo (León)

Veinte años atrás, en 1999, siendo prácticamente unos adolescentes, María Jesús y Juan tomaron una decisión. Dejar su pueblo natal, Benavides de Órbigo (León), donde hasta entonces vivían y se había forjado su relación, y emigrar a Valencia con dos objetivos: buscarse un futuro y formar una familia. Un propósito que, sin duda, consiguieron con los años y aún más cuando llegó a sus vidas en 2007 su hijo Nicolás, tiempo después de casarse.  El pasado sábado, sin embargo, la historia de esta familia se encontró con el peor de los desenlaces. Pretendían celebrar el 44 cumpleaños de Juan de la mejor manera posible en un restaurante de estrella michelín en Valencia. Cuando horas después, los tres se intoxicaron a causa de un hongo que contenía uno de los platos del menú, que finalmente le costó la vida a María Jesús, con 46 años de edad. 

Este miércoles las campanas de la pequeña iglesia de Benavides resonaban con más fuerza que nunca para despedir a una de sus vecinas más queridas. Allí, todos los benavidenses, sin excepción, esperaban para darle el último adiós a María Jesús. Su familia, los Fernández Calvo, sus amigos, la quinta del 73, aquellos con los que se crió, creció y aprendió a disfrutar de la vida, y también su marido, su incondicional en la vida, Juan, que ha visto cómo en este pueblo leonés, donde todo comenzó, treinta años después, todo terminaba. 

El desenlace fatal se dio en cuestión de horas. La familia decidió ir a comer al restaurante Riff del chef alemán Bernd H. Knöller, afincado en Valencia desde 1993, para degustar uno de sus menús estrella, el "Riff". Un menú de degustación, con un precio de 130 euros si además se opta por vino y el maridaje, que incluía un total de siete platos basados en la dieta mediterránea. 

Entre ellos, un arroz con un hongo denominado colmenilla, que debe cocinarse con cuidado puesto que contiene sustancias tóxicas, y que fue el que causó presuntamente, horas después de probar el menú, la muerte de la leonesa y la intoxicación también de su marido, su hijo, de 12 años, y de otras 11 personas más -que también visitaron el Riff el fin de semana pasado y evolucionaron favorablemente-, según han informado fuentes oficiales, mientras todavía se investiga cuáles pudieron ser las causas de la intoxicación y de la muerte de esta óptica de 46 años, que falleció a las 05.00 horas del domingo pasado en su domicilio en Valencia. 

Dos pérdidas en la familia

Imagen de un establecimiento en Benavides por la muerte de María Jesús.

Imagen de un establecimiento en Benavides por la muerte de María Jesús.

El restaurante Riff capitaneado por el chef alemán, por su parte, dijo este martes estar colaborando con la investigación y anunció que cerraría sus puertas -y su página web-  hasta que se aclarasen las causas de cómo se produjeron esas 14 intoxicaciones en su salón gourmet, abierto desde 2001 y el único en Valencia que cuenta con la estrella más preciada entre los cocineros. 

Muchos de los rostros que se podían observar este miércoles durante el funeral eran todavía de sorpresa e incredulidad por todo lo sucedido. Nadie entiende todavía muy bien qué es lo que pudo ocurrir. Especialmente la familia de María Jesús que, además de las dudas, con su muerte ha revivido 29 años después otra perdida en la familia. Los padres, 'Pacho' y Tere, que se dedicaron siempre a la agricultura en la zona, han perdido por segunda vez a una de sus hijas.  

María Victoria, hermana mayor de María Jesús, falleció de manera accidental el 27 de junio de 1990 a causa de un accidente de tráfico cuando tan sólo tenía 21 años. Una muerte trágica que sorprendió a la familia Fernández Calvo cuando se celebraban las fiestas regionales en Benavides de Órbigo. Era domingo y Marivi, que había comenzado a estudiar derecho, al igual que su hermana melliza Belén -que trabaja como abogada en un bufete en Madrid- se había ido en el coche junto a su novio, procedente de Asturias. También les acompañaban otros dos amigos.

Recuerdo de tus amigas que nunca te olvidarán

"Recuerdo de tus amigas que nunca te olvidarán"

De repente, cuando fueron a llegar a Palazuelo, una localidad cercana al pueblo leonés de Benavides, el vehículo impactó contra una fachada en medio de una curva que acabó arrebatándoles la vida a Mariví y a su novio. "Fue un golpe duro para toda la familia en aquella época y ahora con esto..." revela una persona cercana al entorno de los Fernández Calvo.  

Su vida en el pueblo

Aunque María Jesús y Juan decidieron dejar su pueblo y marcharse a 700 kilómetros hace 20 años, seguían teniendo su vida muy presente en Benavides de Órbigo. Todos los vecinos les les conocían y estaban acostumbrados a ver al matrimonio haciendo runnning -"¡les encantaba salir a correr!", cuenta un vecino,  siempre que iban al pueblo algunos fines de semana, pero sobre todo en vacaciones. Aunque había una fecha marcada en el calendario para la familia, la Semana Santa en el pueblo. Además de la tradición por este festejo católico en la zona, Juan y el pequeño de la familia también son cofrades -y devotos- de la cofradía de la Urna, en Benavides. 

El mes de septiembre también era un fijo para la familia, pero sobre todo para el matrimonio. Las fiestas del cristo de la Vera Cruz, unas fechas que tanto Maria Jesús y Juan compartieron desde pequeños, adolescentes y que seguían compartiendo junto a su pandilla de toda la vida. 

El chef alemán Bernd H. Knöller

El chef alemán Bernd H. Knöller

Esta historia , aunque en menor medida, también ha supuesto la peor pesadilla para el dueño del restaurante valenciano. Como cada día, Bernd H. Knöller tomaba nota y servía a sus comensales -como pocos cocineros hacen- uno de los tres menús degustación con los que cuenta su carta. Tras una carrera intachable, alabada por sus 'colegas' y la crítica, sin embargo, el sábado pasado algo no salió como él y su equipo pensaban. 

Ahora, solo queda esperar a lo que diga el informe toxicológico que se realizó a la fallecida y el resultado de los análisis de todas las muestras que los inspectores de la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valencia, que investigan los hechos, recogieron en el restaurante, para poder así sacar las conclusiones definitivas.