El coordinador del operativo de rescate, Ángel García, en una rueda de prensa.

El coordinador del operativo de rescate, Ángel García, en una rueda de prensa. EFE

Reportajes

El rescate de Julen ya no tiene plazos ante la situación “inédita" y "extrema”

Han aparecido nuevas "discontinuidades", lo que ha obligado a los operarios a tener que reperforar y reperfilar las paredes de la garlería. 

El Delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez, ha calificado este martes como “situación extrema e inédita” las operaciones para rescatar a Julen en Totalán (Málaga). Lo ha hecho en una rueda de prensa en la que, además, se ha comunicado que la perforación ha sufrido dificultades, por lo que no se ha dado un plazo estimado para dar con el niño. 

“El ánimo con el que se está trabajando es el de llegar a él lo antes posible, pero estamos en una situación extrema e inédita”, ha asegurado Gómez. “Estamos en una situación que está trabajando en un ámbito bastante inaccesible y con un terreno muy duro”, ha añadido, comparando las dimensiones del pozo con las de la Giralda de Sevilla. 

“También es más difícil por la urgencia de llegar a él lo antes posible y de la manera más delicada, sin generarle ningún daño además del que haya podido soportar en la caída”, ha comentado Gómez. El Delegado del Gobierno ha querido remarcar que en la operación de rescate se han movido más de 40.000 toneladas de una tierra y que “en una situación normal se tardaría meses”. 

Junto a él ha comparecido el ingeniero responsable, Ángel García Vidal, que ha comunicado que ha habido nuevas irregularidades en la perforación. “Este martes, cuando se llevaban introducidos 42 metros de tubería aparecieron importantes discontinuidades en las paredes”, ha reconocido Vidal. 

“Estas discontinuidades han impedido que la operación pudiera continuar tal y como estaba previsto”, ha añadido. “Se ha optado por reperforar y reperfilar las paredes de la galería. Son actividades habituales pero como el tiempo es un factor clave en el conjunto de la operación, se decidió que inmediatamente después de la primera perforación se introdujera el encamisado para perder el menor tiempo posible”, ha añadido. 

A través de esta maniobra se está “procediendo  a la eliminación de las discontinuidades con la perforadora que realizó la primera perforación”. “Seguimos trabajando sin descanso y cada vez sentimos que estamos más cerca de Julen y por ello seguiremos apostando por la solución que ideamos y por la que se apostó al principio”, ha apuntalado, sin comunicar posibles plazos para encontrar a Julen