Ángel García Vidal, responsable de las operaciones en Totalán (Málaga).

Ángel García Vidal, responsable de las operaciones en Totalán (Málaga). Marcos Moreno EL ESPAÑOL

Reportajes

El costalero Ángel García, ingeniero jefe del rescate: busca a Julen como a un hijo

Lleva ocho días sin apenas dormir y explicando a pie de pozo las tareas para llegar hasta el niño. Coordina un operativo de 300 personas. Así es el responsable. 

Totalán (Málaga)

Cada día, al bajar de la finca en la que un niño de dos años se encuentra dentro de un pozo para responder a las preguntas de los periodistas, el jefe del equipo técnico que gestiona las tareas de rescate de Julen toma aire, resopla y se encaja varias veces las gafas sobre el tabique de la nariz. Son gestos que hace sin percatarse, meros actos reflejos producto del cansancio, la ansiedad, la presión. Al instante, se pone delante de un micrófono y atiende a decenas de profesionales de medios de comunicación venidos de medio mundo hasta Totálan (Málaga). "Ya es como si fuera nuestro hijo", dijo hace un par de días Ángel García, delegado del colegio de Ingenieros de Caminos en la provincia de Málaga, al referirse al menor.

Zona cero del rescate de Julen a vista de pájaro

García desciende desde la finca dos veces al día hasta un aparcamiento en Totalán, cerca del tanatorio, para dar explicaciones sobre los avances del operativo de rescate. La primera, sobre la una de la tarde. La segunda, cuando ya ha caído la noche, sobre las 19.30 horas. Su rictus ha ido cambiando en estos ocho días de búsqueda del niño. Apenas ha dormido en la última semana. No se despega de la obra ni de día ni de noche. 

Con ojeras, visiblemente cansado y con el tono de voz cada vez más decaído, este ingeniero de Caminos se enfrentó este viernes a la pregunta más incómoda que le han hecho en la última semana. La hizo un periodista alemán que en una de sus informaciones citó a una forense diciendo que era imposible que Julen estuviera vivo. "¿Ha muerto?", le cuestionó el comunicador germano. 

García, sin decirlo, mostró su desaprobación con la pregunta. Dudó unos segundos, incluso se trabó. Luego dijo que él debía ceñirse a hablar de los aspectos técnicos del plan de rescate y no de la posibilidad de que el niño se encuentre con vida. "Nuestro objetivo es encontrarlo y rescatarlo", respondió. 

Ángel García Vidal, responsable de las operaciones en Totalán (Málaga).

Ángel García Vidal, responsable de las operaciones en Totalán (Málaga). Marcos Moreno EL ESPAÑOL

Ángel García ha tenido que asumir la tarea quizás más ingrata de cuántas haya entre las alrededor de 300 personas que trabajan -o ya lo han hecho- en la finca de Totalán donde se encuentra el pozo al que cayó Julen. Él quiere que las tareas vayan lo más rápido posible, pero cada vez que habla ante la prensa, al menos desde el pasado viernes, sólo anuncia la acumulación de nuevos retrasos, el hallazgo de rocas que frenan la perforación del pozo vertical por el que quieren acceder al tramo en el que se encontraría Julen o la ampliación de los plazos para acometer el rescate.

Además de su rostro, sus zapatos hablan de su trabajo estos días. Siempre los lleva sucios por la tierra de la montaña. En su perfil de Linkedin, Ángel García cuelga un pequeño currículo profesional. Estudió Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos en la Universidad Complutense de Madrid entre 1983 y 1992. Al poco de licenciarse empezó a trabajar en la Gerencia de Urbanismo de la capital de España. Por aquel tiempo gobernaba José María Álvarez del Manzano. Ángel García participó en la gestión y redacción del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOU) en la década de los 90. 

"Un profesional con habilidades de liderazgo, gestión y organización de equipos de trabajo multidisciplinares, con capacidad para trabajar en grandes proyectos, con iniciativa y capacidad de decisión y con facilidad para la comunicación de ideas y objetivos". Así se describe así mismo el propio ingeniero. 

Ángel García dejó la gestión pública en 1999, pero se fue tras una larga trayectoria. Actual director gerente de Avanza Ingeniería desde hace 12 años, ha sido también gerente en UDISA (Unión de Iniciativas Empresariales) y ha trabajado en la empresa privada en OHL. 

Ángel García nació en 1964 en Málaga. Es padre y aficionado al rugby. En el rescate de Julen gestiona un equipo conformado por otros siete ingenieros de Caminos. De firmes convicciones religiosas, desde hace 38 años sale de costalero en la Semana Santa de Málaga con la Cofradía de Estudiantes. Es el hombre al que toda España mira con la esperanza de rescatar con vida al niño.